Torre de la Calahorra | Monumentos de Elche

Por 

Historia y Características

La Torre de la Calahorra es una torre almohade de fines del siglo XII y principios del XIII. Se trata de una construcción de planta rectangular, de origen árabe, que defendía la entrada más importante de la ciudad, aquella que le comunicaba con Alicante. Las primeras noticias que se tienen de La Calahorra son de 1264, cuando Jaime I el Conquistador exigió a la población musulmana la rendición, a cambio de respetar las leyes y tradiciones de la comunidad islámica. Tras la conquista cristiana llegó a alojar al alcaide de la Villa, con 30 hombres para custodiarla.

La Torre de la Calahorra se encuentra ubicada en lo que hoy se denomina Plaza de Santa Isabel, que antiguamente era el lugar de encuentro de la medina islámica. El viajero que llegaba desde Alicante se encontraba primero con el cementerio musulmán y los baños. Tras asearse y purificarse, accedía a la Vila Murada y a la Plaza por la Puerta Lucentina. Esta última estaba defendida precisamente por la Torre de la Calahorra -Siglo XII- y llegó a tener 30 metros de altura, pero parte de ella fue destruida por el terremoto de 1829. A la configuración inicial se le añadió en el Siglo XV una Casa Señorial. El lado interior estaba protegido por un foso y no se podía acceder sin subir a la muralla y cruzar una puerta levadiza. Estas características la hacían casi inexpugnable.

La casa señorial adosada a la torre data del siglo XVI y probablemente fuera utilizada por el almudín de la villa, ya que se tiene constancia de un acuerdo del Consejo de la villa de 20 de agosto de 1492 en el que se resuelve la construcción de un edificio anejo a la torre que albergara un peso para controlar el trigo antes de llevarlo a moler. Este uso adquiere importancia con el paso del tiempo, sobre todo a partir de 1481, tras la entrega de la Calahorra, acompañada de otros bienes y la propia Villa, a Gutierre de Cárdenas, primer Señor de Elche.

Partes de la Torre de la Calahorra

La Calahorra consta de una serie de edificaciones construidas en distintas épocas históricas, las cuales se han ido agregando de forma sucesiva. Así, podemos distinguir la siguientes partes: La Torre, El Almudín o Casa Señorial, la Caseta Adosada y la Alcazaba, amén de diferentes salas que describimos a continuación.

La Torre

Es una construcción integrada en la antigua muralla. Perdió 10 de sus 25 metros en el anteriormente mencionado terremoto de 1829. Fue levantada a finales del Siglo XIII y es de tipología Almohade. Custodiaba, junto con otra atalaya, la parte más importante de la Villa Murada, La Lucentina, que encaraba el camino a Alicante.

Se trata de una construcción prismática de planta rectangular que se ensancha en la base para dotarle de estabilidad. Está orientada en dirección norte-sur y realizada con mampostería en la zona inferior, con sillares en la base y en las esquinas y tapial en la superior. Las numerosas reformas realizadas por los Señores de Elche modificaron por completo su estructura. Tanto las ventanas de estilo neoárabe de poniente como el remate almenado de ladrillo son del Siglo XIX.

La Casa Señorial y Almudín

Se adosó extramuros una Casa Señorial. Está organizada con semisótano y dos plantas sobre rasante, conectada directamente con la Torre por la Planta Señorial. En su origen, aunque sin confirmar, sería un pórtico con arcos, que posteriormente se cerró y se dividió en varias habitaciones.

La Capilla

Diseñada con una técnica pictórica llamada «Trompo l´oeil», expresión francesa que viene a significar «Trampa ante el ojo» y que en este caso nos quiere «engañar» la vista jugando con la perspectiva de la sala. Se trata de una visión de la Capilla de la Basílica de Santa María. De hecho, en el techo se hace alusión a la representación del Misteri d´Elx, ya que cuelga una pequeña mangrana, idéntica a la utilizada en la representación sacro-lírica.

La Caseta

En realidad es una construcción independiente que, con el paso de los años, ha pasado a formar parte de la Torre de la Calahorra. El acceso se hace a través de la Plaza de Santa Isabel. Cuando accedemos a él nos encontramos una estancia irregular, que en su paramento norte muestra la inclinación de la Torre. Al fondo se sitúa la escalera de caracol que da acceso a las distinta plantas de la construcción.

Bajando un nivel nos encontramos con el sótano -pequeño- y si subimos, un distribuidor que da a una habitación con forma trapezoidal e iluminada por una pequeña ventana. Al seguir subiendo accedemos a la segunda planta, donde se encuentra la cocina. El forjado de este nivel coincide con el de la Casa Señorial y Almudín y comunica con ellos a través de una puerta situada en la parte norte.

La Alcazaba

Probablemente formó parte de la Torre de la Calahorra en el pasado, pero actualmente es una estancia independiente de la misma. De hecho, en su ubicación hay una cafetería que se llama igual "Alcazaba".

Sala Dorada

Esta sala presenta una interesante y rica pintura decorativa que revela la maestría del pintor en la técnica de la pintura mural. El autor de las pinturas decorativas de las salas de la planta señorial, de la escalera y del vestíbulo es el prestigioso muralista Agustín Espí Carbonell, discípulo del pintor alcoyano Fernando Cabrera Cantó. En esta estancia se aprecia una más que destacable ornamentación en los paramentos, en el artesanado e incluso en las puertas. La sala es de inspiración neogótica, estilo característico en la alta burguesía de la época. Podemos observar un zócalo simulando ser de madera y sobre él una suntuosa decoración a modo de yesería. En la pared común con la escalera existe un hueco de paso que ha sido utilizado, debido a su gran profundidad, para poner un altar, en otros tiempos llegó a celebrarse una misa diaria.

Hoy día, esta Sala alberga obras de los pintores ilicitanos más prestigiosos del Siglo XIX, como Pedro Ibarra, Mariano Antón, Jaime Lafuente y Vicente Albarranch.

Sala de la Chimenea

La «Sala de la Chimenea» está situada al Este de la Sala Dorada y es de planta rectangular. Sus paredes están pintadas de tal manera que simulan molduras de escayola y el techo se ha realizado con viguetas de madera. El nombre tiene su origen en una chimenea de escayola decorada en varios colores con pintura reproduciendo una textura de mármol.

Sala Verde

Dotada de una impresionante riqueza decorativa, al mismo estilo que las anteriores, dispone de un zócalo de mármol y yeserías de imitación en los vanos y las puertas. El techo está realizado artesanalmente y reforzado con viguetas de hierro. En la fachada Norte y al Este sobresalen miradores de madera con ventanas practicables y acristaladas.

Hoy día alberga una parte de la Obra Pictórica Municipal, de autores como Joaquín Sorolla y Bastida, Antonio Muñoz Degrain y Cecilio Pla Gallardo, entre otros.

Antesala

La «Antesala» es una estancia pintada en tonos azules claros, con viguetas de madera y entrevigado en el techo realizado con revoltón de yeso. Dispone de un armario de grandes dimensiones y da acceso a la balconera del patio de luces y a dos salas contiguas. Hoy día, esta sala alberga parte de la Colección Pictórica Municipal de los siglos XVII y XVIII.

Los Propietarios

Gutierre de Cárdenas: Fue en el año 1470 cuando Gutierre de Cárdenas, Comendador de León, recibió Elche y Crevillente, en recompensa a su apoyo a la unión entre Fernando de Aragón e Isabel de Castilla. Esto dio lugar a la creación de un Señorío, convertido en Marquesado tras las Germanías y cuya extensión es muy parecida al actual Baix Vinalopó.

En la Calahorra residía el contador señorial y se almacenaba el grano, que procedía del diezmo eclesiástico, a la espera del reparto entre los beneficiarios, fundamentalmente el Señor Feudal, el Obispo y Cabildo Catedralicio de Orihuela y los Cleros de Santa María y San Salvador.

Tras pasar a manos privadas, se reforma para convertir todo el edificio en vivienda -Siglo XIX-.

VIII Marqués de Lendinez: En 1870, Rafael Brugal Melgarejo heredó la Torre en su segundo matrimonio al casarse con Josefa de Estrada y Adana de Campos, conocida popularmente como Doña Pepeta. Era hija del diplomático y embajador Francisco de Estrada, que les entregó como dote de matrimonio la Torre de la Calahorra. Dicho matrimonio no tuvo sucesión.

IX Marqués de Lendinez: Rafael Brufal López, hijo de Rafael Brufal Melgarejo y su tercera esposa Isabel López Campello, con la que tuvo cuatro hijas -María, Ana, Gertrudis e Isabel- y un solo hijo varón, Rafael Brufal López.

José Revenga Jimeno y Asunción Ibarra: Este matrimonio compró la Torre de la Calahorra en 1908 al IX Marqués de Lendinez. Llevaron a cabo importantes reformas en la cimentación y acometieron una profunda restauración. Hay que reconocer en buena lid que sin estas reformas, probablemente, la Torre de la Calahorra no hubiera llegado a nuestros días.

Emigdio Tormo Santamaría: Era sobrino de Asunción Ibarra, que como no tenía descendencia dejó la Torre a su sobrino. Este, a su vez, se la dejó a sus cuatro hijos, siendo Emigdio Tormo Ródenas quien la utilizaría como despacho durante un tiempo.

Generalitat Valenciana: En 2001 pasa a ser propiedad de la Generalitat Valenciana y en 2012, Alberto Fabra -President- y Mercedes Alonso -Alcaldesa de Elche- firman un acuerdo para que se ceda la Torre de la Calahorra con el fin de hacer un uso cultural de la edificación. El acuerdo tiene una vigencia de 10 años, prorrogable a 30 años.

La Torre de la Calahorra Hoy

Actualmente presenta una imagen que difiere mucho de la que debió ser la original, ya que la Torre sería más alta y dispondría de dos cuerpos superiores que han desaparecido por los terremotos sufridos en la zona. Además, es posible que dispusiera de troneras y matacanes. El edificio que ha llegado hasta nustros días está constituido por una torre de grandes dimensiones, de forma rectangular y una construcción destinada a vivienda. Su parte superior está rematada por una cornisa y almenas piramidales, posiblemente de fechas muy anteriores; también dispone de miradores.

Cerca, muy cerca de la Torre de la Calahorra podemos encontrar la Basílica de Santa María y el Palacio de los Duques de Altamira.

A través del siguiente enlace te invitamos a conocer la Historia de Elche


Información Adicional

Precios

  • Generales: 2 €
  • Estudiantes, grupos, Carnet Jove, jubilados y familias numerosas: 1 €
  • Domingos, entrada libre: Niños menores de 6 años, personas en posesión de la tarjeta dorada del Ayuntamiento de Elche, profesores y monitores acreditados, personas discapacitadas y con movilidad reducida.
  • Bono Museo: El bono museo tiene un precio de 8€ y permite la visita de todos los museos dependientes del Ayuntamiento. Se puede adquirir en cualquier museo municipal de la ciudad.

Horarios

  • Laborables y Sábados: Martes a sábado: 10.00 a 14.00 y 15.00 a 18.00 horas
  • Domingos y festivos: Lunes a domingo: 10.00 a 14.00 horas

Dirección

Torre de la Calahorra
Calle Uberna, 14, 03202
Elche -Alicante- España
T: 96 665 82 43

Mapa de Situación

Visto 5086 veces