Calendura y Calendureta

Por 

Calendura y Calendureta son dos de los personajes más entrañables y populares de Elche. Se trata de dos muñecos encargados de tocar las horas en el campanario del reloj del Ayuntamiento, lo cual consiguen golpeando las campanas con sendas mazas. Uno de ellos, Calendura, el más grande, golpea en las horas punta y el otro, Calendureta, los cuartos.

El origen de sus nombres proviene de la voz latina calendas, de la cual procede la palabra calendario. Por lo tanto están relacionados con la medida del tiempo, algo que no es extraño por la época de la que hablamos, ya que las campanas tenían mucha importancia para indicar el paso de las horas a los habitantes del pueblo.

Historia de Calendura y Calendureta

Hasta el siglo XVI los habitantes de Elche solo podían conocer la hora en que vivían por el toque a mano que se hacía en las campanas de la Ermita de San Jaime -ya desaparecida-. Para ello, las personas encargadas de este trabajo se guiaban por un reloj de arena. Fue en el año 1573 cuando el Consell General ordenó la construcción de un reloj que se colocó en las murallas sobre la Torre Vetlla, cerca del edificio del Consell -Ayuntamiento-. Allí había un viejo reloj, el cual también disponía de un calendario. Este reloj fue acompañado de dos campanas. A la más grande se le puso el nombre de Vicente y a la pequeña, Miguel. Las dos eran golpeadas por mazas accionadas por el mecanismo del reloj.

En el año 1759 se le añadieron dos muñecos que, desde aquel momento, fueron los encargados de golpear cada uno su campana. Dichos muñecos adquirieron el estilo de los jacquemarts franceses, que representan un personaje tallado en madera o metal y que indica las horas golpeando una campana con un martillo.

Al principio, los ilicitanos bautizaron a los dos muñecos con los nombres de Miquel y Vicentet, que derivaban del nombre de las campanas. Sin embargo, no pasó mucho tiempo para cambiar la denominación de sendos muñecos, pasando a llamarse Calendura y Calendureta, el cual estuvo influido por el calendario antes comentado y que se encontraba en el reloj. Así pues, Calendura golpea la campana grande y Calendureta, la pequeña.

En el año 1879, el Consell intentó eliminarlos, pero una protesta vecinal lo impidió. Esto aumentó el enorme cariño que los ilicitanos tienen por estos dos muñecos, que con el paso del tiempo han pasado a convertirse en personajes de Elche, ya que sus nombres aparecen en muchas canciones y dichos populares.

A día de hoy, pasados dos siglos, con arreglos y restauraciones, siguen dando las horas en Elche y pueden verse perfectamente en su campanario simplemente dando un paseo por la Plaça de Baix, donde se ubica la Torre del Consell.


Imagen de Calendura y Calendureta

Calendura representa la imagen de un hombre recio pintado de colores vivos y llamativos, cubierto con sombrero y cuya vestimenta consta de jubón con saragüells. Tiene un imponente mostacho y una apariencia más bien traviesa.

Calendureta es muy parecido, pero al lado de Calendura parece su hermano pequeño.

Los dos poseen en sus manos las mazas con las que golpean a las campanas Vicente y Miguel.


Dónde están Calendura y Calendureta

Visto 2265 veces