Fiesta de Moros y Cristianos en Elche

Por 

Introducción

La fiesta de Moros y Cristianos se sitúa del 7 al 11 de agosto, dentro de las Fiestas de agosto de Elche en honor a la Virgen de la Asunción, patrona de la ciudad. Consisten en una entraeta, entrada mora, desfile infantil y alardo y posteriormente la embajada y el último día la entrada cristiana. Son actos de enorme colorido y gran majestuosidad. En febrero se celebra el Mig Any, consistente en un pasacalles y varios mañaneros.

Esta representación conmemora la reconquista de la ciudad por parte de los Cristianos y participan en la fiesta doce comparas, seis moras y seis cristianas, compuestas por cientos de personas, tanto hombres como mujeres. Está documentada en Elche desde 1744 y con sucesivas modificaciones y ausencias ha llegado hasta nuestros días.

Las Comparsas Moras son: Huestes del Califa, Benimerines, Abbasies, Moros Sarracenos, Musulmanes Almorávides y Tuaregs

Las Comparsas Cristianas son: Astures, Estudiantes, Caballeros Halcones, Filá Boscos y Caballeros Templarios.

Orígenes e Historia

Para comprender el origen de estas fiestas hay que remontarse al siglo VIII, en concreto al año 711. En esa época comienza la conquista de Hispania por parte de los pueblos árabes procedentes del norte de África, lo que dio lugar posteriormente al territorio de Al-Andalus, que ocupó gran parte de la Península Ibérica durante un período de casi ocho siglos. La dominación musulmana acabó con la toma definitiva de Granada por parte de los Reyes Católicos en 1492.

En nuestro territorio, sin embargo, a mediados del siglo VIII observamos una progresiva despoblación del núcleo urbano de Illici, situado en el yacimiento de La Alcudia, hacia la nueva medina islámica de Ils, fundada en el siglo X en lo que actualmente es el casco histórico. La ciudad se consolida en los siglos XII-XIII, época en la que ya dispondrá de un sistema defensivo compuesto por muralla, torres, barbacanas y puertas de entrada, como la Torre de la Calahorra. Por si fuera poco, rodeado por un profundo foso. Durante los años en que afloraba la nueva ciudad de Ils existió una convivencia entre musulmanes e hispanogodos, debido en gran parte a la coexistencia de ambos núcleos urbanos durante un tiempo.

Pero la crisis política y militar en la que había caído Al-Andalus, sobre todo a partir del siglo XI, facilitó la conquista de sus territorios por las tropas cristianas. Esta situación hizo que a mediados del siglo XIII Ils, que por entonces era dominada por los musulmanes del territorio de Murcia, pasase a formar parte del Reino de Castilla. Sin embargo esto se produjo de forma pacífica, ya que el rey Muhammad ibn Hud ofreció el Reino de Murcia y su vasallaje al príncipe Don Alfonso, hijo de Fernando III, gracias al Pacto de Alcaraz de 1243. Este hecho hace que nos preguntemos el motivo por el que se representa esta Fiesta como un enfrentamiento entre Moros y Cristianos.

A los musulmanes se les permitió un gobierno según sus leyes y el ejercicio libre de su religión. Sin embargo, aceptaron de mal gusto el Pacto de Alcaraz, lo que derivó en un sentimiento de revancha que se hizo palpable con el paso del tiempo. Así las cosas, en 1261 se produjo un levantamiento y sublevación de todos los musulmanes de Murcia, donde estaban también los de Ils. Es en 1264, cuando el ya convertido en rey Alfonso X pidió ayuda a Jaume I para frenar este ataque de los musulmanes y pactar la entrega de la ciudad. Y este es el motivo histórico por el que debemos situar nuestras Fiestas de Moros y Cristianos, una representación de la lucha por el poder de nuestra tierra. La Embajada Cristiana recrea el momento en que los musulmanes -Moros- cedieron la villa de Ils a Jaume I, quien a su vez se la devolvió al rey de Castilla. Elche formó parte de la Corona de Castilla hasta 1296, cuando Alfonso X donó el Reino de Murcia a Jaime II de Aragón, pasando la ciudad a formar parte del Regne de València, de forma definitiva, en 1308.

Los hechos anteriores llevaron a que la ciudad, de profundas raíces islámicas y medievales, cambiara de forma constante, pues los cristianos se asentaron en la misma, mientras que los musulmanes fueron apartados a lo que entonces se llamaba "La morería", lo que actualmente conocemos como El Raval.

Puedes consultar el Programa de Fiestas de Moros y Cristianos 2017.

Visto 3232 veces