Misteri d´Elx, Misterio de Elche, Misteri d´Elig

Por 

El Misteri d'Elx o Misterio de Elche en castellano, es un drama sacro-lírico religioso que recrea la Dormición, Asunción y Coronación de la Virgen María. Dividida en dos actos, la obra se escenifica cada 14 y 15 de agosto en el interior de la Basílica de Santa María.

Orígenes e Historia

El origen de dicha obra en torno a la segunda mitad del siglo XV, aunque en la ciudad de Elche se sostiene otra teoría, que la relaciona, por una parte, con la conquista del Elche musulmán (1265) y, por otra, con el hallazgo de la imagen de la Virgen, dentro de un arca de madera, el 29 de diciembre de 1370, en Santa Pola.

Pero las investigaciones realizadas en los últimos tiempos sobre la obra ilicitana y el teatro medieval europeo en general, nos dicen que su origen data en la mitad del siglo XV. Esto es debido fundamentalmente a que en esa época en concreto hubo un repunte significativo de las representaciones teatrales de temática Asuncionista.

La nobleza ilicitana

Sus comienzos, haciendo un recorrido por los orígenes antes comentados, nos llevan a la conclusión de que estuvo organizada por algunas familias de la nobleza local, como los Perpinyà o los Caro. De hecho, en la documentación más antigua conocida, el testamento de la ilicitana Isabel Caro, esta donaba algunos fondos para dar continuidad a la "Grandísima Fiesta y Solemnidad" que los religiosos de la época oficiaban en la Basílica de Santa María, en honor a la imagen de la Virgen de la Asunción que Isabel Caro poseía y que, tras su muerte, fue llevada a la Ermita de San Sebastián.

La familia Perpinyà

La familia Perpinyà o Perpiñán aparece en Elche junto con las tropas que acompañaban a Jaime I en su conquista y pronto se convirtió en uno de los linajes más destacados de la ciudad: sus posesiones fueron muy numerosas y sus miembros ocuparon los primeros lugares en los estamentos civiles y eclesiásticos, lo que venía a significar todos los estamentos de poder de la época. Según una referencia del historiador Juan Gómez Brufal, en los últimos años del siglo XV Pere Perpinyà reclamaba ante el alcalde ilicitano sus derechos sobre la protección de todo lo relacionado con la «Señora Santa Virgen» y, por tanto, sobre la organización de su Festa de agosto.

A lo largo de la historia del Misteri se detecta una estrecha relación con la familia Perpinyà, cuya casa solariega todavía se levanta en la plaza de Santa María, frente a la puerta Mayor del templo. En 1530 es Lluís Perpinyà quien, en nombre de la Cofradía de Nuestra Señora de la Asunción, solicita al Consejo ilicitano una ayuda económica para dorar «la silla donde se hace la Asunción», uno de los aparatos escénicos de la representación. Otro Lluís Perpinyà, hermano del famoso orador jesuita Pere Joan Perpinyà -existe una calle en Elche con su nombre-, nos ofrece en su correspondencia datos sobre los artefactos aéreos del Misteri. Y Claudià Felip Perpinyà es el autor de las primeras traducciones al castellano del texto de la Festa, realizadas en 1700 y 1741, respectivamente, para servir de guía a los espectadores de la representación. Este detalle es muy importante, ya que indica como este miembro de la familia Perpinyà tuvo acceso al guión o consueta de la obra, celosamente guardado en la «caja de tres llaves» del Consejo municipal.

La familia Caro

La otra de las familias de la nobleza local estrechamente relacionada con la imagen de la Virgen de Elche a lo largo de los siglos es la de los Caro. Precisamente, tal como se ha mencionado anteriormente, el primer documento localizado hasta la fecha sobre la celebración asuncionista es un testamento de un miembro de esta familia, Isabel Caro. Según este documento, fechado el 9 de julio de 1523 y conservado en el Archivo de la Basílica de Santa María -se expone ahora en el Museo de la Virgen de la Asunción, Patrona de Elche-, Isabel Caro repartió sus bienes y dejó escritos una serie de legados piadosos en sufragio de su alma. Entre ellos destaca una cláusula en la que se indica que ella misma poseía en su domicilio una imagen de la Virgen, que cada año en la víspera de la festividad de la Asunción, a hora de completas, era portada en solemne procesión por los sacerdotes ilicitanos a la Basílica de Santa María. Y allí, sigue el documento, se le hacía «grandísima fiesta y solemnidad». Con el fin de que los religiosos de la ciudad mantuvieran esta celebración y la llevaran a cabo «con más voluntad», les legaba veintiocho sueldos y cuatro dineros censales. En caso de morir sin herederos, la mencionada imagen debía depositarse en un beaterio franciscano que había de fundarse en unas casas que la testadora poseía en la calle Mayor de la villa. Precisamente, en dicha calle ha perdurado hasta nuestros días la ermita de San Sebastián en donde recibió culto la imagen de la Virgen de la Asunción hasta su traslado definitivo a la Basílica de Santa María en 1648.

La Cofradía Nuestra Señora de la Asunción

Existen indicios de la existencia, en el año 1530, de una Cofradía llamada Nuestra Señora de la Asunción, ubicada en la Ermita de San Sebastián, que se encargaba de los preparativos de la festividad. Su viabilidad derivaba de las limonas, aportaciones de los cofrades y ayudas anuales del Consejo Municipal. A pesar de los esfuerzos de estos últimos, el Misteri d´Elx estuvo a punto de desaparecer a finales del siglo XVI. Pero en 1609, el Consejo de la Villa se hizo cargo de la representación y financiación del mismo. Aprobó una serie de impuestos, como el de la moltura de granos y la venta de carnes, aunque destacó uno por encima del resto, la llamada "la arroba del aceite", que consistía en una arroba de aceite por cada una de las calderas que la industria jabonera cocía en Elche, yendo esta cantidad dedicada a la Virgen. Hay que decir que dicha industria jabonera era muy poderosa en aquella época, entre los siglos XVI al XVIII. La recaudación iba destinada fundamentalmente al pago de salarios de músicos y cantores y al mantenimiento de las tramoyas.

A pesar de ello, volvió a ver peligrar su continuidad con la prohibición de representar obras teatrales en el interior de las iglesias por parte del Concilio de Trento. Fue el Papa Urbano VIII quien, en 1632, concedió al pueblo de Elche, a través de una bula, el permiso para continuar con dicha representación. Este sería uno de los muchos desencuentros que hubo entre la Autoridad Civil y Eclesiástica con respecto al Misteri, ya que en los años 1700 y 1734, por diversos motivos, la pugna subió mucho su temperatura, para finalmente imponerse el Consejo de la Villa, que alegó las costumbres y tradiciones históricas de la ciudad.

Otra crisis sonada fue la que acaeció en los últimos años del Siglo XVIII, por la prohibición de la escena de la "Judiada" a causa de los altercados que ocasionaba, o los primeros años del Siglo XIX, que supuso la supresión de la capilla musical ilicitana. Esto acarreó un período de decadencia, agravada a finales del Siglo XIX por la escasez de recursos económicos, la inestabilidad de los cargos municipales, como el Maestro de la Capilla y, sobre todo, el desinterés de gran parte de los ilicitanos.

El auge de nuevo tuvo lugar gracias a la concienciación que llevó a cabo el erudito Pere Ibarra y Ruiz, que creó en 1924 la Junta Protectora de la Festa de Elche. Esto propició la revisión escénica y musical del Misteri. La partitura fue depurada por el músico alicantino Oscar Esplá que, entre otras cosas, repuso la escena de la "Judiada". Este período culminó con la concesión al Misteri, por parte del Gobierno de la II República, del título de Monumento Nacional.

Después de la Guerra Civil Española se organizó en la ciudad lo que se llamó Junta Nacional Restauradora del Misterio de Elche y de sus Templos, que tenía como objetivo principal la reconstrucción de la Basílica de Santa María -incendiada en febrero de 1936-, así como la puesta en marcha de las representaciones del Misterio, que estuvo suspendida durante la guerra. Una vez acabada dicha restauración, la Junta fue transformada, en el año 1948, en el Patronato Nacional del Misterio de Elche, dando lugar posteriormente, en el año 2005, por parte de las Cortes Valencianas al actual Patronato del Misteri d´Elx, que se encarga de la representación. Los gastos son compartidos por diversos organismos, destacando la Generalitat Valenciana, el Ayuntamiento de Elche y la Diputación Provincial de Alicante.

El Misteri D´Elx ha recibido numerosos premios y reconocimientos, destacando entre ellas la lograda el 18 de mayo de 2001 como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad por parte de la UNESCO.

Representación

Todos y cada uno de los personajes son representados por varones, tratando de respetar así el origen litúrgico-medieval de la misma, que prohibía expresamente la aparición de mujeres en este tipo de representaciones. El texto del Misteri, salvo algunos versos en latín, está escrito íntegramente en valenciano antiguo y la música es una mezcla de estilos de épocas diferentes como el Medievo, el Barroco y El Renacimiento.

La Vespra

En la primera jornada del Misteri, la Vespra, la Virgen María y su cortejo, que lo conforman María Salomé, María Iacobe y algunos ángeles entra por la entrada principal de la Basílica de Santa María y asciende por la rampa que se inicia en la puerta mayor del templo y comunica con el escenario o cadafal levantado en el crucero.

Ya en el cadafal, María se arrodilla sobre un lecho y vuelve a manifestar su deseo de ver pronto a Jesús:

Gran desig m´ha vengut al cor
del meu car Fill ple d´amor,
tan gran que no ho podria dir
on, per remei, desig morir.
Gran deseo me ha venido al corazón
de mi querido Hijo lleno de amor:
tan grande que no lo podría decir,
y, por remedio, deso morir.

Como respuesta a su plegaria, el cielo abre sus puertas y envía un mensajero. Un ángel desciende en el interior de la Mangrana (en realidad, una nube), aparato que aparece cerrado y que, tras bajar unos metros, se abre en ocho gajos o alas. El niño que representa al ángel porta en sus manos una palma dorada y manifiesta a María que pronto verá cumplidos sus deseos:

Déu vos salve Verge Imperial,
Mare del Rei celestial,
jo us port saluts e salvament
del vostre Fill omnipotent.
Dios os salve Virgen imperial,
Madre del Rey celestial
yo os traigo saludos y salvación,
de vuestro Hijo omnipotente.

Misteri de Elx, Mangrana

El ángel entrega a María la palma, con el encargo de hacerla llevar a su entierro y, en su regreso al cielo, confirma la petición de esta en el sentido de poder ver por última vez a los apóstoles. Llega San Juan, quien recibe el encargo de portar la palma celestial. Tral él aparece San Pedro, con las llaves simbólicas y representado por un sacerdote. Después, el resto de los apóstoles, con la excepción de Santo Tomás. Tres de los discípulos se encuentran previamente en el andador y manifiestan su extrañeza por haber sido llevados milagrosamente desde sus respectivos lugares de predicación hasta Jerusalén:

Oh, poder de l´Alt Imperi,
Senyor de tots los creats!,
Cert és aquest gran misteri
ser ací tots ajustats.
¡Oh!, poder del Alto Imperio,
¡Señor de todos los creados!
Cierto es que este gran misterio
Ser aquí todos juntados.

Reunidos los apóstoles en torno a María, esta muere y el niño que la representa es sustituido por la imagen de la Virgen de la Asunción en actitud yacente, con una mascarilla con los ojos cerrados sobre su rostro. Desde este instante centra la atención y devoción de los ilicitanos. Tras un canto de veneración de los discípulos, desciende desde el cielo el Araceli que anuncia la futura resurrección de María:

Esposa e Mare de Déu
a nós, àngels, seguireu.
Seureu en cadira real
en lo regne celestial.
Esposa y Madre de Dios
a nos, ángeles, seguiréis.
Sentaréis en silla real
en el reino celestial.

El Ángel Mayor del Araceli, también sacerdote, recoge el alma de María, simbolizada mediante una pequeña imagen y la traslada al cielo. Con esto concluye la primera parte del Misteri. Esa misma noche, la del 14 al 15 de agosto, tiene lugar la Nit de la Roà.

La Festa

La segunda jornada del Misteri, llamada La Festa, tiene lugar el 15 de agosto, iniciada también tras las solemnes Vísperas de la Asunción. Los preparativos del entierro de María son interrumpidos por unos judíos, que intentan apoderarse de su cuerpo:

aquesta gran novetat
nos procura deshonor:
anem tots a pas ciutat,
no comportem tal error.
Esta gran novedad
nos procura deshonor:
vamos todos con celeridad,
no permitamos tal error.

Apóstoles y judíos luchan en el andador y cuando el primero de estos intenta coger el cuerpo de María, queda milagrosamente paralizado. Arrepentidos y convertidos los judíos, imploran el bautismo, tras manifestar su creencia en que María es la Madre de Dios:

Nosaltres tots creem
que és la Mare del Fill de Déu:
Batejau-nos tots en breu,
que en tal fe viure volem.
Todos nosotros creemos
que es la Madre del Hijo Dios:
Bautizadnos en breve a todos,
que en tal fe queremos vivir.

Todos juntos realizan el entierro de la Virgen mediante una procesión que simula trasladar su cuerpo desde su casa hasta el valle de Josafat. Depositada en la sepultura abierta en el centro del escenario, el Araceli vuelve a bajar del cielo para unir de nuevo el alma al cuerpo sin vida de la Virgen. De esta manera se produce la resurrección de la Madre de Dios que inicia su Asunción a los cielos rodeada de ángeles.

En su ascenso es sorprendida por el apóstol Santo Tomás, que pide perdón por su tardanza al estar predicando en la lejana India:

Prec-vos, Verge excel·ent,
Mare de Déu omnipotent.
Vós m´hajau per excusta
que les Índies m´han ocupat.
Ruégoos, Virgen excelente,
Madre de Dios omnipotente.
Vos me deis por excusado
que las Indias me han ocupado.

Finalmente, la Santísima Trinidad recibe a María a las puertas del cielo y el Padre Eterno la corona como Reina de la creación:

Vós siau ben arribada
a reinar eternament,
on tantost, de continet,
per Nós sereu coronada.
Vos seáis bien arribada
a reinar eternamente,
donde enseguida, inmediatamente,
por Nos seréis coronada.

Este instante representa el apoteosis final del Misteri resaltado con volteo de campanas, disparo de cohetes, un tutti del órgano y aplausos y «vivas» de cantores y espectadores. Es un momento en el que las devociones y las emociones brotan en todos los presentes. Todos salen del templo manifestando sus deseos, trasmitidos de generación en generación, de perpetuar la Festa de la Mare de Déu.

Misteri de Elx

Es en este instante cuando el Araceli desciende de nuevo para unir el alma de María a su cuerpo y llevarla a los cielos resucitada. La asunción de la Virgen se interrumpe por el apóstol Santo Tomás que le pide disculpas por su demora, puesto que estaba predicando en la lejana India. Cuando de nuevo el cielo se abre, hace su aparición otro ingenio aéreo donde viaja la Santísima Trinidad. Es cuando el Padre Eterno deposita sobre las sienes de la Virgen una corona imperial. María ha sido coronada como Reina de la creación. Irrumpe entonces el canto del Gloria Patri, junto con los aplausos de los numerosos espectadores. Esto pone punto y final al Misteri D´Elx.

Fechas de las Representaciones

Ordinarias

Ensayos Generales: 11 y 12 de agosto a las 22:30 horas, 13 de agosto a las 17:30 horas (Representaciones Completas)

Representaciones Oficiales: 14 de agosto a las 18:00 horas primera parte del Misteri, La Vespra y 15 de agosto a las 18:00 horas segunda parte del Misteri, La Festa.

Extraordinarias (años pares)

Ensayos Generales: 29 y 30 de octubre a las 22:00 horas (Representaciones Completas)

Representaciones Oficiales: 01 de noviembre a las 10:00 horas primera parte del Misteri, La Vespra y 01 de noviembre a las 18:00 horas segunda parte del Misteri, La Festa.

Precios

Representaciones Ordinarias 11, 12, 13 de Agosto

PRECIOS DE LAS LOCALIDADES AGOSTO 2016. Grupos a partir de 15
Sector Días 11 y 12 agosto (22:30h)
Unidad Grupo Visiblidad reducida
NAVE 40€ 38€ 38€
BALCÓN (de pie) 25€ 20€
CORREDOR-BALCÓN (de pie) 15€ 13€ 13€
CRUCERO 15€ 13€ 13€
CORO 7€ 5€ 5€

PRECIOS DE LAS LOCALIDADES AGOSTO 2016. Grupos a partir de 15
Sector Día 13 agosto (17:30h)
Unidad Grupo Visiblidad reducida
NAVE 56€ 49€ 49€
BALCÓN (de pie) 35€ 29€
CORREDOR-BALCÓN (de pie) 25€ 19€ 19€
CRUCERO 25€ 19€ 19€
CORO 8€ 6€ 6€

Las entradas pueden adquirirse en la Casa de la Festa y a través de Instanticket. Horario de la taquilla en la Casa de la Festa: De lunes a jueves de 10.00 a 13.00 horas y de 17.00 a 20.00 horas. Viernes de 10.00 a 13.00 horas. La dirección de la Casa de la Festa es: Carrer Major de la Vila, 27

Más información en misteridelx.com.

Basílica de Santa María y Casa de la Festa

Visto 4091 veces