• Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • Respuestas graciosas de Alumnos de la ESO

    Hoy va de echarnos una risas. He estado navegando por la Web y he encontrado algunas páginas que publican respuestas de alumnos de la ESO en exámenes y, la verdad, no he podido parar de reir. Qué imaginación tienen algunos y qué respuestas. Para hacernos pensar un poco en el desastre que, tanto PSOE como PP han hecho con la Educación en España.

    Cada pregunta tiene la consiguiente respuesta del alumno y el comentario que deja el profesor, entre paréntesis. Que lo disfrutéis.

    Preguntas, Respuestas y Comentarios del Profesor

    • Barroco: Estilo de casas hechas de barro. (Como su propio nombre indica)
    • Definición de rumiantes: Son los que eructan al comer. (¡Coño!, ahora resulta que soy un rumiante)
    • Indique un molusco perjudicial: El león. (Las costas gallegas están plagaditas de leones, lo que yo te diga)
    • Un parásito interno del hombre: El langostino. (Los hay que tienen criaderos en el intestino y se forran en Navidad)
    • Estimulantes del sistema nervioso: El café, el tabaco y las mujeres. (Joder chaval, lo has clavado, y es que las mujeres te sacan de tus casillas)
    • Marsupiales: Los animales que llevan las tetas en una bolsa. (Estos marsupiales son unos degenerados)
    • Polígono: Hombre con muchas mujeres. (Pentágono 5 mujeres, Hexágono 6... y así sucesivamente)
    • Coleccionistas de sellos: Sifilíticos. (A saber por dónde se meten los sellos los muy depravados... esos y los que coleccionan mariposas... los peores)
    • El arte griego: Hacían botijos. (Siglos de arte resumidos en una puta frase)
    • Cita organismos internacionales: La OJE, "Boyes Caos", USA, USS y UNI. Policía, bomberos, socorristas y Cruz Roja. La ITT y la olimpiada de México, la OJE, FIFA, UEFA, EU, NASA y URSS. (Los "Boyes Caos" es que son universales)
    • ¿Conoces algún vegetal con flores?: Conozco. (Y como me vuelvas a preguntar algo te parto la cara)
    • Moluscos: Son esos animales que se ven en los bares, por ejemplo el cangrejo. (Y los calamares, que crecen en bocadillos)
    • Ejemplo de reptil: La serpiente "Putón". (Si es que las visten como guarras)
    • Terremotos: Son movimientos bruscos que se tragan a las personas. (No me gustaría encontrarme por la calle con un movimiento brusco de esos)
    • Mahoma: Nació en La Meca a los cinco años. (Ni te imaginas lo mal que lo pasó su madre al dar a luz, menudo cabezón tenía a los 5 años)
    • El sexto mandamiento: No fornicarás a tu padre y a tu madre. (Jodida Iglesia, siempre amargando a la gente)
    • Geografía: En Holanda, de cada cuatro habitantes, uno es vaca. (Las vacas hasta cotizan en la seguridad social, están muy avanzados)
    • Países que forman el Benelux: Bélgica, Luxemburgo y Neardental. (Hombre, los holandeses tienen cara de simios pero no tanto)
    • ¿Dónde fue bautizado Jesucristo? En Río de Janeiro. (Con Ronaldinho y Romario, menuda fiesta se pegaron)
    • Religión: Caín mató a Abel con una molleja de burro. (Le costó, pero al final lo consiguió)
    • ¿Quién inventó el pararrayos?: Frankenstein. (Realidad y ficción ¿qué diferencia hay?)
    • Anfibios: De los huevos de rana salen unas larvas llamadas cachalotes. (Mmmm, cachalotes en las charcas... interesante)
    • La piel: Es un vestido sin el cual no resistiríamos los porrazos, es además un muro de contención para que no se nos salgan las carnes. (Es que si se salen las carnes, todas las tripas desparramadas por ahí, que asco ¿no?)
    • Glaciar Alpino: Se llama así porque arrastra muchos pinos. (Como mi bici de montaña, que arranca las montañas que no veas... ¡¡FUAS!! de cuajo)

    Y por último, aquí os dejo una imagen de un alumno contestando en un examen de matemáticas. Sin desperdicio.


    Respuestas graciosas Alumnos ESO
  • Educación: El Miedo a las críticas

    Muchas personas temen recibir críticas de las personas de su entorno. En general, es normal sentirse bien cuando los demás nos alaban y aprueban lo que realizamos, sin embargo, esto puede convertirse en una necesidad patológica que puede llevarnos a depender seriamente de la aprobación de los demás para sentirnos bien. Cuando una persona tiene baja la autoestima y no se siente segura de sí misma suele temer seriamente que las personas del entorno no aprueben su comportamiento, es decir, dependen del beneplácito de su entorno para considerar que lo que hacen o piensan es correcto.

    Las personas con miedo a recibir críticas suelen comportarse tratando de agradar siempre a los demás, es decir, no se preocupan de sus preferencias ni deseos, sino más bien están atentos a las preferencias de los demás para actuar de acuerdo con estos. Paradójicamente, comportándose así suelen conseguir el efecto contrario, es decir, no agradan a los demás sino que son vistos como personas inseguras, cambiantes y veletas. Muchas veces las personas de su entorno suelen describirlas como “personas sin personalidad” e incluso, como personas poco interesantes.

    En general, las personas con hipersensibilidad a la crítica suelen adoptar una actitud sumisa y pasiva ante los demás. Es decir, consideran que son personas con capacidades inferiores y menos válidas que las personas que realizan la crítica y se muestran de esta manera ante los demás. Considerarse inferior a otra persona es un duro golpe a la propia autoestima y provoca que la persona cada vez tenga menos seguridad en sí misma y se enfrente a su vida diaria con más temores.

    A modo de resumen, las personas con una alta vulnerabilidad a las críticas presentarán las siguientes características:

    • Baja asertividad (no expresan sus deseos).
    • Baja autoestima y poca seguridad en sí mismo.
    • Alta dependencia de los demás.
    • Deficientes habilidades sociales.
    • Temores sociales.
    • Actitud sumisa y sentimientos de inferioridad.

    Fuente original: El Miedo a las críticas, Centro Psicológico del Aprendizaje

     

  • Educación: Adolescentes y Desobediencia

    ¿Qué podemos hacer para conseguir que nuestr@s adolescentes se comporten adecuadamente?

    Los adolescentes, a menudo, adoptan actitudes inmaduras y exhibicionistas para llamar la atención de sus profesores, compañeros, padres… Su personalidad –en constante busca de identidad- les hace difícil aceptar la autoridad y la obediencia. Los adultos debemos replantearnos la forma de ejercer la autoridad, adecuándonos al perfil psicológico –en pleno proceso de cambio evolutivo- de nuestros adolescentes.

    Evidentemente, no debemos temer el ejercer la autoridad y exigir el cumplimiento de unas normas; el adolescente necesita normas. Éstas le proporcionan seguridad.

    Los adultos debemos cambiar nuestra forma de mandar. Mandar sin imperar. Muchas veces a los adolescentes les rebela más cómo les decimos las cosas que el contenido de las mismas. Si les exigimos con confianza y buenos modos, responderán mejor.

    Evitaremos actitudes autoritarias y proteccionistas. Tenemos que contar con su opinión. A estas edades valoran mucho el que les tengas en cuenta, el que escuches sus argumentos antes de decidir. Combinemos autoridad con amistad, para que confíen en nosotros.

    Para facilitar la obediencia, resulta esencial que el/la adolescente sepa lo que esperas de él o de ella. Por último, es preferible no reñirle en presencia de sus compañeros, amigos, incluso hermanos ni otros adultos. Es más eficaz. Si les escuchamos, si les hablamos con exigencia y respeto a solas, habremos puesto todo de nuestra parte. No es poco.


    Fuente original: Adolescentes y Desobediencia, Centro Psicológico del Aprendizaje

  • Reflexiones y Orientaciones sobre el Divorcio

    Es indiscutible e inevitable: El divorcio impacta a los niños…

    Sin embargo, la violencia familiar y el abuso son más dañinos para los hijos que el propio divorcio. Los niños en familias con altos niveles de conflicto sufren más que aquellos otros de familias divorciadas en las cuales no hay mucho conflicto.

    La calidad y cantidad del impacto del divorcio en los niños depende de factores como:

    • La cantidad y el tono del contacto con el progenitor con quien no convive.
    • El nivel de ajuste psicológico y el apoyo del progenitor con quien convive.
    • Las destrezas en la crianza de niños (que posean ambos progenitores).
    • El nivel de conflicto entre los padres antes y después del divorcio.
    • El grado de problemas económicos por los que se ve afectado el hijo.
    • El número de eventos estresantes que acompañan y siguen al divorcio (mudanza, cambios de escuela, segundos matrimonios de los padres…).

    Gran parte del impacto depende de la capacidad de los padres para manejar el estrés relacionado con el divorcio:

    • Los niños sufren menos cuando los padres cooperan por su bien.
    • Los niños sufren más cuando uno o ambos padres abandonan las responsabilidades de la crianza de los niños.

    Es difícil y necesita tiempo: El ajuste de los hijos al divorcio conlleva varias tareas importantes y complejas.

    • Aceptar la disolución del matrimonio como una realidad.
    • Recuperar un sentido de dirección y libertad para proseguir con sus actividades diarias (juego, escuela).
    • Lidiar con los sentimientos de pérdida y rechazo.
    • “Perdonar” a los padres por divorciarse.
    • Aceptar el divorcio como algo permanente.
    • Desarrollar relaciones (con cada padre por separado, padrastros, madrastras, hermanastros, otros familiares).

    Fuente original: Refliexiones y Orientaciones sobre el Divorcio

  • Cómo ayudar a un niño cuando muere un ser querido

    No es conveniente proteger a los niños de temas desagradables o tabú, como es el caso de la muerte. Los niños tienen derecho a que les informemos con sencillez y veracidad, así como a expresar libremente sus sentimientos por la muerte de un ser querido.Las siguientes ORIENTACIONES van dirigidas a ayudarles a afrontar esa experiencia:

    • Para comunicar al niño la muerte de un ser querido hay que abrazarle y hablarle con sencillez y sinceridad, diciéndole claramente que dicha persona ha muerto.
    • También debe ser sencilla y clara la explicación de la causa de la muerte (quedó muy malherido por el accidente…, murió por la enfermedad tan grave que padecía…).
    • Hay que hablar también con el niño cuando un familiar está gravemente enfermo, proporcionándole información (adecuada a su edad) de la situación.
    • No es conveniente transmitirle mensajes del tipo “Se ha marchado a un largo viaje…”. “Se lo han llevado…”, “Está dormido…”, que lo único que pueden provocar en el niño es confusión e inseguridad, miedo a viajar o a irse a dormir. También conviene aclararle que la mayoría de las personas superan las enfermedades, de modo que no tema por su vida o la de otros ante una enfermedad.
    • Si el niño pregunta por la causa de la muerte, se le debe decir claramente que no ha sido culpa suya, ya que es probable que se culpabilice de la muerte pensando que ha podido ocurrir por su mal comportamiento.
    • A partir de los 6 años es conveniente que los niños acudan al funeral, a no ser que no quieran, y se les debe preparar para lo que va a ocurrir en la ceremonia.
    • No hay que tener miedo a mostrar sentimientos de pena o llanto delante del niño.
    • Hay que dejar que el niño exprese sus emociones y sentimientos, sean del tipo que sean, aceptarlos y apoyarle.
    • Si aparecen rabietas o mal comportamiento en los días siguientes hay que esforzarse por entenderle, aunque respondiendo a esas dificultades con medidas educativas.
    • Hay que tranquilizar al niño que teme que a su padre o madre sobreviviente le pueda ocurrir lo mismo.
    • También es importante hablar con el tutor y orientador del colegio, de modo que conozcan la situación y puedan ayudarle si fuera necesario.

     

    Fuente original: Cómo ayudar a un Niño cuando muere un Ser Querido

  • Problemas de integración sensorial

    La integración sensorial es la capacidad de procesar correctamente los estímulos sensoriales de nuestro entorno y generar las respuestas adaptadas que se nos exigen. El Sistema Nervioso Central percibe todas las sensaciones y se encarga de dirigirlas hacia el lugar adecuado para generar las respuestas correctas, es decir:

    • Por un lado, cierra el paso a todos aquellos estímulos que no son relevantes para la actividad que estamos realizando. Esto es la inhibición de los estímulos sensoriales.
    • Por otro lado, dirige los estímulos hacia el lugar adecuado para que sean procesados de forma correcta e integrados a nivel neurológico. Esto es la organización de los estímulos sensoriales.

    Los problemas de aprendizaje pueden estar causados por dificultades de integración sensorial, sin tener relación alguna con niveles intelectuales bajos ni con lesiones neurológicas. El niño que tiene dificultades de integración sensorial puede tener problemas en alguna de las siguientes áreas: lecto-escritura, matemáticas, motricidad.., o en todas ellas. Pero, ¿cómo saber si el niño/a tiene dificultades de integración sensorial como causa de sus problemas de aprendizaje? Muchos son los indicativos que ayudan a padres y maestros a detectar fácilmente el origen del problema:

    • No existe ninguna alteración motriz (el niño puede saltar y correr), pero no puede desarrollar acciones motrices complejas o con varios pasos.
    • Escucha bien, pero parece que no comprende, le cuesta prestar atención, a pesar de que puede mirar una película o un cuento durante largo rato.
    • Tiene reacciones exageradas de miedo ante movimientos habituales en los niños. A veces tiene miedo de ir al colegio.
    • Busca el movimiento de forma descontrolada (parece hiperactivo).
    • Parece inteligente, pero no logra desempeñar actividades que le corresponden a su edad cronológica.

    Fuente Original: Problemas de Integración Sensorial y su Relación con las Dificultades del Aprendizaje

  • La tartamudez

    La tartamudez o disfemia es el defecto de elocución caracterizado por la repetición de sílabas o palabras, o por paros espasmódicos que interrumpen la fluidez verbal, acompañada de angustia.

    La palabra disfemia se emplea, habitualmente, para nombrar la enfermedad, mientras que tartamudez se utiliza para denominar el acto de hablar con paros y repeticiones.

    Más que una enfermedad, la tartamudez se considera un síndrome que se puede producir por diversas causas:

      • Influencia de la herencia. En general, las madres de niños con tartamudez hablan muy deprisa y el 78% de los matrimonios disfémicos tiene hijos con manifestaciones de tartamudez.
      • Zurdería contrariada. Según los estudios sobre zurdería realizados por Sikorski, Bolk y Stier (1891), entre el 6.6 y el 8.5% de los niños que presentan tartamudez son zurdos. Otros autores, como Orton y Travis (1934), llamaron específicamente la atención sobre niños zurdos contrariados.
    Cuando la dominancia cerebral está bien establecida, un hemisferio actúa como dominante. En casos de disfemia puede haber rivalidad entre ambos hemisferios que ocasione dificultades en la fluidez verbal al hablar.
    • Desorientación espacial y temporal.
    • Dificultades, regresiones y retardos en el desarrollo del lenguaje y de tipo psicógeno.

    El 5% de los niños puede pasar por una etapa de disfluencia en su niñez y la tartamudez afecta entre un 1,5% al 2% de la población adulta (en proporción de 4 a 1 en el sexo masculino). Normalmente, en el 80% de los niños remite, según los estudios internacionales.

    Tipos de Tartamudeo

    • El sujeto repite de forma involuntaria sílabas o palabras. Es decir, presenta un exceso de duración de los sonidos de algunas palabras. Por ejemplo, prolonga los sonidos de consonantes como f, l, s.
    • El sujeto presenta espasmos que le provocan interrumpir la conversación, quizás producidos por una inmovilidad muscular fonatoria. Los bloqueos que sufre suelen aparecer con mayor frecuencia en palabras que empiezan con consonantes como: b, c, d, g, m, n, p, t. Esa inmovilidad va acompañada, frecuentemente, de movimientos de cabeza, pies o manos.
    • En ocasiones se produce una mezcla de los dos anteriores. Además, cuando habla, observamos la repetición persistente y frecuente de sonidos, sílabas o palabras. Por ejemplo, "t-t-t-t-t-tiene", "mi-mi-mi-mi papá".

    Síntomas de la Disfemia

    Trastornos Respiratorios

    • Fonación: falla la coordinación de la laringe en relación a las otras partes del aparato fonador.
    • Articulación: pronuncia con una fuerza exagerada las consonantes explosivas (p, b, f, d, k).

    Trastornos del Lenguaje

    • Dificultad en la construcción de la frase (pregunta y no puede contestar, se interrumpe).
    • Utiliza palabras de relleno.
    • En situaciones importantes, muestra mayor dificultad.

    Miedo a Hablar

    • Sobre todo ante ciertos fonemas que sabe que le cuesta pronunciar.
    • Fija la atención en el mecanismo de la palabra y la expresión del pensamiento se frena.

    Trastornos de Personalidad

    • El ambiente familiar, escolar y social influye mucho para minimizar este trastorno.
    • Se puede refugiar en el mutismo.
    • Se autoobserva de forma intensa y se preocupa por la articulación en exceso.

    Según el grado de severidad, será necesario llevar a cabo una exploración clínica sobre repeticiones de sílabas, comprensión de labios, apretar la lengua contra el paladar, cerrar los ojos, observar si produce sonidos al tartamudear, tomar aliento, inhalar y expirar, etc.

    Orientaciones para el Tratamiento de la Disfemia

    Entre los 3 y los 5 años: es muy importante iniciar el tratamiento en la época en que se desarrolla, normalmente entre los 3 y los 5 años y al principio de la escolaridad, que es cuando el niño empieza a expresar su pensamiento, y su lenguaje está amenazado cuando no encuentra la palabra justa o la frase adecuada.

    • Desarrollar el sentido del oído y la integración sensorial.
    • Realizar programas de movimientos rítmicos relacionados con los reflejos primarios.
    • Ejercitar programas neuromotores con ejercicios de movimientos básicos.
    • Enriquecer su vocabulario, hablarle mucho, contarle, explicarle imágenes.
    • Hablarles despacio, tranquilamente, ligando las palabras en frases, y dejarles hablar de la misma manera.
    • Se debe evitar la riña y la burla de los niños en todo momento.
    • No interrumpirle cuando habla, ni dejar que interrumpa a los demás. Respetar los turnos para hablar.
    • Hablarle con frases cortas y con un lenguaje fácil, es decir, adecuado a su edad.
    • Evitar expresiones que le produzcan tensión: "para, vuelve a empezar", "no te apures", "habla despacio". Este tipo de correcciones aumenta su tensión.

    De 6 años en adelante: desarrolla toda una serie de actitudes para evitar los bloqueos o repeticiones. Por ejemplo, evita salir a hablar ante sus compañeros, deja que otro pida lo que necesita y, en general, prefiere callarse ante la posibilidad de cometer errores al hablar.

    Ante esto:

    • Desarrollar el sentido del oído y la integración sensorial.
    • Realizar programas de movimientos rítmicos relacionados con los reflejos primarios.
    • Ejercitar programas neuromotores con ejercicios de movimientos básicos.
    • La aceptación del grupo de niños es muy importante en esta edad. El niño que tartamudea se tiene que enfrentar, muchas veces, a burlas y bromas. Ante esta dificultad social, el niño siente la necesidad de ocultar sus bloqueos, desarrollando una serie de actitudes para poder lograrlo.
    • Hablarles en privado y facilitar que se sienta aceptado.
    • El apoyo del maestro en el aula y de los padres, en coordinación mutua, es clave para superar las demandas escolares.
    • El tratamiento debe ser pluridimensional, con el objeto de mejorar en todos los aspectos del desarrollo, tanto a nivel de lenguaje como de personalidad. Además, se debe adaptar a cada caso, sabiendo que puede haber recaídas que después se pueden superar.

    Tipos de Tratamientos

    Neuropsicológico: Tiene como objetivo mejorar las habilidades y las condiciones necesarias para procesar la información de forma eficiente.

    Farmacológico: Pretende ejercer una influencia sedante sobre los síntomas de irritación.

    Terapéutica Psíquica: Cuando se piensa que la disfemia tiene un componente de neurosis, requiere la actuación sobre los componentes psíquicos.

    Relajación: A partir de los 8 años, es posible aplicar técnicas de relajación de no más de 10 minutos. Aprender a respirar profunda y lentamente, contraer y relajar el cuerpo o realizar actividades con música.

    Terapéutica Fonatoria: Se ejercita el aparato de la fonación para que aprenda a expresarse de forma espontánea.

    Métodos Reflexivos: Mediante ejercicios sistemáticos de todos los movimientos articulatorios. Primero de manera aislada y luego asociados y del acto fonatorio: suprimir los movimientos patológicos, aprender una correcta coordinación muscular y llegar a la automatización del habla.

    Métodos Pedagógicos: Enseñan a hablar correctamente y enseñan ejercicios de respiración, relajación, asociación, lectura y ejercicios de elocución.

     

    Fuente Original: La Tartamudez: Introducción | La Disfemia

  • ¿Por qué a algunos Niños les cuesta tanto Aprender a Leer y a Escribir?

    El sistema vestibular deriva de los movimientos de la cabeza (y por tanto, del cuerpo, la mayor parte de las veces), y nos servimos de él para mantener el equilibrio.

    El sistema vestibular influye en el aprendizaje, ya que leer y escribir no son en realidad las “destrezas básicas”, sino que ambas necesitan que el cerebro procese todas y cada una de las precisas sensaciones y participe en la creación de respuestas motrices y mentales específicas:

    • La corteza visual debe procesar los datos visuales conforme a una serie de reglas ortográficas y gramaticales y, para ello, todas las partes del cerebro que intervienen en el lenguaje deben comunicarse con las que participan en la percepción visual y la memoria.
    • El niño debe poseer una buena percepción espacial para ver las diferencias entre el 13 y el 31 y entre las y sal.
    • El sistema visual debe distinguir las diferencias mínimas entre las letras del abecedario, números y signos de puntuación.
    • En el caso de la escritura esto se complica aún más, ya que además de todo lo anterior, el cerebro debe procesar las sensaciones de la mano y de los dedos, compararlas con recuerdos de cómo se supone que debe sentirse la mano y los dedos al escribir y organizar las contracciones musculares que mueven el lápiz.

    Si el cerebro no recibe y procesa las sensaciones del movimiento y de la gravedad, ninguna de estas funciones cerebrales puede desarrollarse de forma adecuada. En niños con desórdenes vestibulares, muchos de los patrones sensomotores del cerebro están desorganizados, lo que va a hacer que no encuentren la manera de recordar el significado de una palabra impresa o no sepa escribirla sin ayuda.

    ¿Cómo puede leer un niño si apenas es capaz de conectar lo que ve con lo que oye?

    ¿Cómo puede escribir su nombre cuando lo que requiere todo su esfuerzo es mantener el equilibrio sobre la silla?

    Estas capacidades sensomotoras constituyen las verdaderas “destrezas básicas” y hasta que no se preste atención a su desarrollo, los problemas de aprendizaje no desaparecerán. Algunos niños siguen un patrón de desarrollo normal en la adquisición de estas destrezas y están preparados para aprender a escribir a los cinco o seis años de edad, pero hay otros que, debido a una irregularidad neuronal, no alcanzan el grado de dominio básico necesario. Cuando intentamos enseñar a leer a estos niños a la edad de seis años, les estamos invitando al fracaso y probablemente adopten actitudes defensivas provocando un mal comportamiento.

    Fuente Original: Por qué a los Niños les cuesta tanto Aprender a Leer y a Escribir

  • Desarrollo de las Etapas Prelaterales, Contralaterales y Laterales

    Tipos de Lateralidad

    La lateralidad se produce en diferentes fases de desarrollo:

    • Entre 0 y 24 meses: tiempo de indefinición o de manifestación imprecisa.
    • Entre los 2 y los 4 años: definición con alternancia de las dos manos en acciones que lo requieren.
    • Entre los 4 y los 7 años: periodo de automatización o preferencia instrumental para la mayoría de niños.
    • Entre los 5 y los 10 años: se desarrolla la lateralidad.
  • El Cuerpo Calloso

    El cuerpo calloso es la estructura que conexiona de forma directa los dos hemisferios a nivel superior y favorece el aprendizaje. También establece relaciones entre las funciones más elevadas del sistema nervioso. Cada lóbulo del cerebro debe conocer lo que hace el otro para ejecutar las acciones de forma distribuida y coordinada.

    El cuerpo calloso favorece el aprendizaje porque:

    • Facilita la comprensión y la interpretación de la información.
    • Ayuda en los procesos de codificación e interpretación de símbolos, ya que facilita el paso de información de un hemisferio a otro: un hemisferio globaliza y el otro capta los detalles, apoyado en el contexto global.
    • Integra la información de ambos hemisferios de forma unitaria.
    • Integra todo lo concerniente a los dos lados del cuerpo, los dos ojos y los dos oídos.
    • Integra el espacio-tiempo, que son las coordenadas con las que ordenamos toda la información física, emocional y mental.

    La integración del cuerpo calloso se produce a un nivel superior receptivo y expresivo. Las consecuencias de esta activación del cuerpo calloso están relacionadas con los inicios de la comprensión: disponer de un mejor control de movimientos, de percepción tridimensional y de un mayor reconocimiento del Entorno supone ir adquiriendo la base para llevar a cabo los procesos más complejos del aprendizaje.

    Además, para descubrir las causas de muchos problemas de aprendizaje, tendremos que tener en cuenta cómo es en cada niño su movimiento y su coordinación, así como la integración de la información de los ojos y los oídos.

    Por este motivo, cuando analicemos la lateralidad, no nos centraremos exclusivamente en si el niño utiliza la mano derecha o la izquierda, sino también cómo utiliza sus ojos, sus oídos, sus pies y la coordinación de sus movimientos.

    Si no se realizan bien los movimientos contralaterales, se puede activar más un hemisferio que otro y resultará más difícil la activación del cuerpo calloso, con la influencia negativa que supondrá esto a nivel de aprendizaje. Por ejemplo, si un niño al gatear realiza el gateo de forma asimétrica, las manos, los ojos, los oídos y el ángulo de enfoque de los ojos se realizan también de forma asimétrica y se desequilibra la función laberíntica. Como consecuencia, ésta incidirá en los procesos equilibratorios de forma inadecuada.

    Entre la visión, la audición y el movimiento se da una estrecha relación. Además, la parte derecha de nuestro cuerpo está regido por el hemisferio izquierdo y la parte izquierda por el derecho, de lo que se deduce la importancia del cuerpo calloso para obtener la visión binocular y su relación con la contralateralidad y el desarrollo neurológico, sensorial y motriz.

    Fuente Original: El Cuerpo Calloso.

  • Tipos de Lateralidad

    Origen y desarrollo

    No existe un amplio acuerdo sobre el origen de las preferencias manualesAlgunos creen que esa lateralidad se hereda; otros, que el niño está capacitado para ello; y otros, que los prejuicios se inician en un bebé durante el embarazo por alguna organización de fuerzas intrauterinas, como las que producen el gemelo, o algunas influencias ambientales extrauterinas

  • El error de la Generación Ni-Ni (ni estudio, ni trabajo)

    En la sociedad actual divulgamos unos estándares de éxito basados en la fama y el poder, aunque alguno de los que los alcanzan sea gracias a la ley del mínimo esfuerzo. Parece que sólo aquellos dotados de un gran talento artístico o deportivo pueden aspirar al éxito, y por tanto a la felicidad (aunque en algunos casos ese talento sea el de ser un friki).

  • El Ajedrez ayuda a prevenir las dificultades de aprendizaje

    Sobre las bondades y beneficios del ajedrez se han escrito cantidades ingentes de páginas que apelan a la contingente relación entre la práctica de este juego y la mejora del rendimiento cerebral. Bueno, decir juego es decir poco, pues como bien expresó un gran amigo mío - Javier Mezquida, Monitor base de la FEDA- en uno de sus artículos, el ajedrez no es sólo un juego, es, además, un deporte, una disciplina, es ciencia y es arte. Algunos de estos beneficios, tantas veces ya mencionados, son: