• Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
¿Una bella mujer desconocida te pide amistad en Facebook? Ni se te ocurra aceptar
¿Una bella mujer desconocida te pide amistad en Facebook? Ni se te ocurra aceptar

¿Una bella mujer desconocida te pide amistad en Facebook? Ni se te ocurra aceptar

Una mujer muy, muy bella te envía una solicitud de amistad en tu perfil de Facebook, pero no la conoces. Existe una minoría de usuarios que suelen aceptar este tipo de solicitudes en base a la foto de perfil. No debes ACEPTAR NUNCA si no tienes ni idea de quién es y, por lo menos, visualiza el perfil y busca alguna información que te haga llegar a la conclusión de que es amiga de algún otro conocido o conocida para tomar la decisión.

Los expertos en seguridad cibernética recomiendan encarecidamente no interactuar con perfiles de mujeres bellas desconocidas, por una sencilla razón, se trata de ganchos cuyas intenciones son deshonestas, lo cual puede redundar en graves consencuencias para el usuario en cuestión.

Cómo detectar el Fraude

Nos solicitan amistad en Facebook y nos suelen enviar algún mensaje privado, estilo "quiero ser tu amiga" o "estoy muy sola, quiero hacer nuevos amigos" y un largo etcétera de frases hechas que persiguen captar nuestra atención. Todo ello aderezado con una espectacular foto de perfil, el gancho principal.

Algunos usuarios principiantes o simplemente confiados caen en el engaño y aceptan, pero antes de eso conviene darse una vuelta por el perfil. Verás que apenas tiene información, en la mayoría de los casos ninguna, apenas tiene fotos y las que muestra muchas veces son de personas distintas, ni actividad en su muro. En los mensajes nos suele dejar algún enlace extraño, con una dirección indescifrable. Es obvio que puede ser cualquier cosa menos un perfil real. Esto lo detectan la mayoría de usuarios.

SEXTORSIÓN

Este es el término empleado por especialistas legales para definir este tipo de actuaciones. Se trata de un chantaje cuya base es amenazar con hacer público material fotográfico o de vídeo íntimo o sexual. Se puede pedir a cambio dinero, contenido íntimo, actos sexuales contra su voluntad. Se dan muchos casos de sextorsión en las parejas para que la mujer no termine una relación. A veces la amenaza puede no ser únicamente la publicación de los contenidos, sino enviárselos a familiares, compañeros de trabajo, amigas etcétera. 

Pero hay más. Tu extorsionadora puede ir más allá y entender que no basta con exhibir tu desnudo (real o no): también puede vincularte al supuesto uso de pornografía infantil. Ahí es nada. Si de verdad quiere hacerte daño, de hecho, se creará un perfil idéntico al tuyo y pedirá amistad de nuevo a todos tus contactos. Una vez se la acepten, publicará ese material. Dará igual que no hayas hecho nada de eso: un poco de habilidad con la edición de vídeo y fotos será suficiente para que, de cara a cualquier persona que encuentre tu material, quedes como un adicto a este tipo de pornografía.

En cualquier caso, lo cierto es que la mayoría de estos delitos nunca llegan a buen puerto en lo que se refiere a la víctima: en primer lugar, porque la mayoría de afectados nunca denuncia; en segundo, porque en caso de hacerlo, casi nunca se llega al fondo de la cuestión: los delincuentes suelen actuar desde servidores remotos que rara vez son localizados.

Qué hay detrás

Este tipo de perfiles son creados por terceros o directamente por robots, es decir, de forma automática. Tratan de conseguir información privada con el objetivo final de cometer un delito, desde conseguir dinero a grupos terroristas que así consiguen afianzar su posición en el ciber-espionaje.

Este tipo de cuentas falsas pueden llegar a propagar un software malicioso o simplemente conseguir "Me Gusta" a terceros, normalmente personajes famosos. La mayoría de los grupos que están detrás de este delito pertenecen al Este de Europa, están perfectamente organizados y su objetivo primordial es la estafa, es decir, conseguir dinero. No es baladí, existen informes que vienen a demostrar que este tipo de organizaciones criminales mueven más dinero que el propio narcotráfico.

Otro de los objetivos que está detrás de este tipo de actuaciones es la venganza personal, a saber, hombres o mujeres que quieren perjudicar a su ex-pareja mediante el chantaje o simplemente hacer daño, recopilando informacións sensible de la víctima para después difundirlas. El "climax" de este sistema es, a través de los mensajes, instalar un sistema de vídeo con el que grabar a la víctima y después chantajear a la misma para conseguir que pague una cantidad de dinero.

Hay más métodos y objetivos detrás de estos sistemas fraudulentos. Es por ello que lo mejor que podemos hacer si nos solicitan amistad y no conocemos a esa persona, sea o no una mujer bella, es decir que NO o simplemente ignorar dicha solicitud. Si insisten, denunciar a Facebook el perfil.

Si quieres conocer un caso real de extorsión, chantaje o engaño en Facebook, sigue este enlace.