Blog

Artículos del Blog de ESM
06 Sep

SEO: Cómo mejorar nuestro posicionamiento en Google

Por 

SEO (abreviatura de optimización de motores de búsqueda, no confundir con SEM) es la bestia cibernética que te impide alcanzar el éxito en la web. O al menos así es como muchos principiantes piensan del SEO. Ya sabes, la bestia que está a la espera de devorar tus esfuerzos, asegurándose de que no llegues a ningún final feliz en términos de tráfico.

Pero nada más lejos de la realidad. SEO es exactamente lo contrario, es uno de los cauces que puedes utilizar para atraer más tráfico a tu sitio. Si haces bien tu trabajo, puedes conseguir las primeras posiciones en Google y otros motores de búsqueda. Es cierto, lleva tiempo, pero si te esfuerzas, puedes fácilmente clasificar bien tus palabras clave principales. No se trata de una frase hecha, mucha gente lo hace y consigue contundentes resultados.

Todo lo que tienes que hacer es seguir un par de pautas en tu planificación de SEO, y serás un buen estratega. ¿El resultado? Obtención de tráfico cualificado a tu sitio web, ganar dinero y la sensación agradable de haber hecho un buen trabajo. Resumiendo, ¿estás buscando conseguir las mejores posiciones en Google y otros motores de búsqueda? Si es un sí rotundo, puedes seguir leyendo el artículo.

Asumo que eres el principiante perfecto, así que intentaré ser ligero y directo. En la medida de lo posible, evitaré la jerga técnica para que puedas entenderlo fácilmente. Además de eso, no estoy inventando la rueda ya que estas pautas de SEO son de Google, el motor de búsqueda más grande e importante del mundo.

¿Está nuestro sitio en el índice de Google

Antes de empezar a optimizar tu sitio para los motores de búsqueda, es esencial determinar si está en el índice de Google. ¿Qué es el índice de Google? El índice es donde el buscador almacena todas las páginas web que conoce. Google utiliza un software automatizado conocido como crawler (también conocido como Googlebot o spider) para obtener páginas de Internet e indexarlas.

Google Search Console

En resumidas cuentas, Google rastrea miles de millones de páginas web en cualquier momento. Al mismo tiempo, los rastreadores podrían inevitablemente perder tu sitio web por varias razones, incluyendo:

  • Acabas de lanzar un nuevo sitio web
  • Tu sitio web no tiene un buen número de backlinks
  • El diseño de tu sitio web dificulta que las arañas de Google lo rastreen
  • El archivo robots.txt de tu servidor impide que Google rastree tu sitio
  • Google encontró errores al rastrear tu sitio web

Así que antes de entrar en pánico preguntándote por qué no puede encontrar tu sitio, primero comprueba si el gigante de los motores de búsqueda tiene tus páginas en su índice. ¿Cómo? Simplemente escribe site:example.com en Google. Por supuesto, reemplaza example.com con el nombre de dominio real. Por ejemplo, una búsqueda de site:vagamundos.travel arrojará resultados sobre una web de viajes y determinará que está en el índice de Google.

¿Cómo lo hace Google?

El comando anterior, site:example.com también puede ayudar a identificar las páginas sobrantes de tu sitio que podría necesitar eliminar. Esto suele ser útil si utilizas WordPress y contenido de temas de demostración importados al crear el sitio web. Si alguna vez has diseñado desde cero un sitio, probablemente hayas utilizado la plantilla de demostración para, posteriormente, modificar textos, imágenes y navegación. El problema es que quedan muchos «restos» de ese contenido de demostración que es conveniente eliminar.

¿Qué hacer si nuestro sitio no se encuentra en el índice de Google?

Bueno, no tienes que preocuparte. La mayoría de las veces, Google añade un sitio al índice automáticamente. Sin embargo, puedes utilizar Google Search Console para enviar tu sitio manualmente, comprobar los errores y supervisar el rendimiento del mismo en los resultados de búsqueda. Además, puedes ayudar a Google a encontrar tu web enviando un mapa del sitio a través de la misma herramienta. La mayoría de las veces, sin embargo, no tendrás que añadir tu sitio a Google manualmente. Pero no está de más comprobar cómo aparece este en el buscador.

Crea título únicos y precisos

Es vital crear un título único y preciso para cada página de nuestro sitio. Esto permite a Google ver nuestra página de la misma manera que la gente. Un buen título ayuda a Google a entender de qué se trata nuestra página. Si estás usando HTML para codificar tu página web, debes incluir su etiqueta «title» dentro del elemento «head», aunque probablemente ya lo hayas hecho. Si utilizas WordPress o cualquier otro sistema de gestión de contenidos (CMS), añadir títulos es cosa de niños.

Para una plataforma como WordPress, tienes un poderoso plugin SEO conocido como Yoast SEO. El plugin te permite agregar fácilmente títulos SEO. Recuerda, el título de tu página es la primera cosa que un usuario ve cuando les aparece el resultado de búsqueda en Google. Como tal, es esencial añadir algo de magia de redacción a toda la mezcla para aumentar tu tasa de clics -CTR-.

Al mismo tiempo, hay algunas prácticas «poco honorables» que debes evitar a toda costa para que no te sancionen. En primer lugar, no utilices un título que no tenga relación alguna con el contenido de la página. Segundo, no uses títulos estúpidos como «Nueva página 1» o «Sin título«;. En tercer lugar, no utilices el mismo título en todas las páginas de tu sitio. En cuarto lugar, evitar los títulos largos, Google lo cortará. Y, por último, no introduzcas palabras clave innecesarias en los títulos, intenta escribir con naturalidad.

Incluye Meta Descripciones relevantes

SERP´s Google

Mientras que el título de la página te ofrece la oportunidad de comunicar a Google de qué trata la misma, la meta descripción permite atraer a tus clientes potenciales. La meta descripción aparece bajo el título de la página en los resultados de búsqueda (ver imagen de arriba). Es una ubicación privilegiada para atraer a los usuarios a que hagan clic y visiten tu sitio web. Además, te ofrece la oportunidad de incluir la palabra clave principal. Google limita el título de la página a unos 60 caracteres, pero la meta descripción va más allá, a unos 140-160 caracteres.

Esto significa que tienes más libertad para describir la página, es decir, los beneficios que el usuario disfrutará cuando haga clic en ella. Podría significar toda la diferencia entre el éxito y el fracaso de tu estrategia SEO. ¿Para qué sirven los primeros puestos si el usuario no termina haciendo clic en tu sitio web? Agregar meta descripciones es fácil, ya sea que estés codificando tu sitio web directamente o usando un CMS. Si te gusta WordPress y lo utilizas, el plugin Yoast SEO que mencioné anteriormente te ayuda a añadir meta descripciones fácilmente.

Y al igual que con los títulos de las páginas, ten cuidado con las meta descripciones. Por ejemplo, descarto que rellenes tu meta descripción con palabras clave. En segundo lugar, no utilices la misma meta descripción en todas las páginas. En tercer lugar, no utilices descripciones vagas como «Página sobre servicios de SEO». En cuarto lugar, nunca utilices una meta descripción que no sea relevante para el contenido de la página.

Utiliza encabezados para dividir el contenido

SEO no abarca todo acerca de la optimización de tu sitio web para los motores de búsqueda. Se trata de optimizar tu sitio web para una mejor experiencia de usuario, lo que mantiene a los usuarios en tu sitio durante períodos más largos. Si los usuarios vienen a tu web y se van casi de inmediato, es que tienes tasas de rebote altas, y Google piensa que no tienes nada relevante que ofrecer. Para mantener a los usuarios en tu sitio durante períodos más prolongados, haz que su contenido sea más fácil de consumir -leer-. ¿Cómo? Divide el texto principal con subtítulos, utilizando etiquetas h2, h3 o h4. Si este artículo fuera sólo un enorme mazo de texto, estoy seguro de que no estarías leyendo esta parte. Habrías dejado muchos párrafos atrás.

El resultado de esa fatiga ocular haría buscar en otra parte la misma información que hay en esta página. Y yo obtendría una alta tasa de rebote, que se refleja mal en SEO. Resumiendo, agrega encabezados en los artículos, que ayuda a reducir la fatiga ocular y hace que el contenido sea fácil de leer. Muchas veces no es necesario utilizar encabezados, con poner el texto en negrita o en cursiva ya destacamos lo importante.

Comprueba cómo utiliza Google las URL´s

Para encontrar tu contenido, indexarlo y clasificarlo, Google (así como otros motores de búsqueda) se basa en el Uniform Resource Locator (URL). La URL es simplemente la dirección web de cualquier contenido de la web. Por ejemplo, la URL de la página de tu blog podría ser algo así como https://example.com/blog. La URL de tu página de contacto podría ser https://example.com/contact.html o https://www.example.com/contact entre otras. Lo crucial aquí es que, sin dichas URL´s, Google no puede encontrar y mucho menos indexar tu contenido, por tanto, todo el sitio web.

Google hace hincapié en el uso de HTTPS en lugar de HTTP, ya que el primero es un protocolo más seguro que el segundo. Debes añadir un certificado SSL a tu nombre de dominio para utilizar el protocolo HTTPS. No es complicado, puedes obtener certificados SSL gratuitos en sitios web como Let´s Encrypt o comprar uno en tu servicio de hosting. Configurar el certificado SSL es sencillo, y muchas empresas de alojamiento web lo configurarán para ti sin coste adicional.

Aparte de esto, ten en cuenta que Google ve la versión «www» y la versión «no-www»; tu dominio como dos nombres de dominio separados. Es decir, Google considera que www.tudominio.com y tudominio.com son dos nombres de dominio diferentes. El motor de búsqueda interpreta esto como contenido duplicado, lo que lleva a una pérdida en los rankings SEO.

Llegados aquí, ¿cómo subsanar esta tesitura?. Al añadir tu sitio web a la Consola de Búsqueda de Google, el buscador recomienda que añadas ambas versiones de tu sitio web, es decir, "www" y "no-www". Además de eso, agregua las versiones http:// y https://. Con esto resuelto, Google no confundirá las diferentes versiones de tu sitio.

Navegación y enlaces

Configura una buena navegación para mejorar el ranking de búsqueda en Google. Tener una excelente estructura de navegación ayuda a tus lectores a encontrar el contenido más eficientemente, lo que se traduce en una mejor experiencia de usuario -UX-. Si los usuarios no pueden encontrar el contenido que desean rápidamente, perderás clientes así como clasificaciones de búsqueda. También registrará altas tasas de rebote, lo que es terrible para las conversiones.

Una buena navegación también ayuda a Google a entender la jerarquía del contenido, permitiendo que el motor de búsqueda encuentre lo más importante. O como dijeron los chicos de Google:

Aunque los resultados de búsqueda de Google se proporcionan a nivel de página, a Google también le gusta tener una idea del papel que desempeña una página en la imagen general del sitio.

- Google

Presta mucha atención a la forma en que los usuarios navegarán desde la página de inicio hasta las páginas interiores de tu sitio. La regla general es asegurar que la navegación del usuario a las páginas internas sea lo más fluida posible. No rehúyas la idea de usar categorías para agrupar contenidos o productos similares. Además, implementa breadcrumbs -migas de pan- para que los usuarios puedan volver rápidamente a una página anterior mientras navegan por tu sitio. Hay muchas soluciones para añadir migas de pan a tu sitio, ya sea que estés trabajando con un CMS o HTML en bruto.

Evita crear sistemas de navegación demasiado complejos a toda costa. Además de esto, trata de hacer que el contenido sea fácil de encontrar, en lugar de incluir contenido similar en múltiples páginas. He visto sitios web que dividen un artíclio en varias páginas para aumentar el número de páginas vistas, lo que redunda en una mala experiencia de usuario. Además, utiliza enlaces de texto en lugar de imágenes y animaciones para la navegación. No he terminado, NUNCA uses plugins o JavaScript en sus enlaces de navegación. Muchos sitios web sin escrúplios utilizan este truco Black Hat o para ocultar enlaces dudosos y spam, lo que da como resultado malas clasificaciones y penalizaciones por ser prácticas no permitidas.

Actualiza tus enlaces regularmente para asegurarte de que no existan enlaces rotos que lleven a errores 404 desagradables. Dicho esto, crea una página 404 personalizada que redirija a los usuarios a la página de inicio. Además, agrega enlaces relevantes a tu página personalizada 404 para guiar a los usuarios si no encuentran lo que buscaban. Esto es especialmente útil si el usuario sigue un enlace a una página que ya no existe o escribe una URL incorrecta.

Por último, procura crear estructuras de URL amigables que sean más fáciles de compartir en las redes sociales, entre otras plataformas. En lugar de utilizar un enlace como https://example.com/categoria1/12356/y3/45689.html, crea un enlace más accesible y legible como https://example.com/moviles/iphone.html y así sucesivamente. Ten en cuenta que las URL aparecen en los fragmentos de los resultados de búsqueda, por lo que cuanto más precisas, mejor.

El CONTENIDO sigue siendo el rey

La creación de contenido convincente es una de las mejores tácticas de SEO que se pueden hacer. Los usuarios reconocen el gran contenido cuando lo ven, así que no le des demasiada importancia a los lectores. Nunca te contengas; invierte tiempo, esfuerzo, habilidad y dinero para crear el mejor contenido que puedas. ¿Por qué? Es más probable que los usuarios compartan un gran contenido con amigos (seguidores lectores) en redes sociales, correo electrónico y otras plataformas. Además, puedes ganar enlaces de retroceso a tu sitio web de forma natural, pero sólo si creas un contenido fantástico.

En otras palabras, un gran contenido te ayuda a construir una buena reputación del sitio tanto para los visitantes como para Google. Una buena reputación significa una excelente imagen de marca, y eso se traduce en más posibilidades de hacer negocios.

Pero, ¿cómo se crea contenido de alta calidad?

Hay siete conceptos clave que debes interiorizar para crear contenido que haga impacto en tus lectores. Son estos:

  • Conoce a tu público objetivo - Este es el primer y más crucial paso en la creación de contenido relevante. Debes entender a tu cliente ideal semanas antes de escribir tu primera línea. Esto significa que debes llevar a cabo una investigación precisa antes de comenzar a incluir textos. Si deseas adoptar un enfoque práctico, te resultarán imprescindibles herramientas como Google Keyword Planner y Search Console Performance Reports. También está Google Analytics, que te ayuda a entender a tu audiencia
  • Crea una oferta irresistible que tus visitantes no podrán eludir. Podría ser un nuevo servicio o producto que nadie más ofrece o simplemente una nueva forma de crear valor para tus clientes. Sé creativo
  • Evita el contenido mal escrito. Nadie quiere sufrir por errores de ortografía, gramaticales, etcétera
  • Inicia un Blog y crea contenido nuevo y único. A Google le encanta y recompensa los blogs que se actualizan regularmente. Además de esto, no copies textos tal cual de otros sitios y evita el contenido duplicado. Puedes leer cuanto quieras para hacerte una idea de lo que vas a escribir, pero esfuérzate y hazlo tú, con tus palabras. No copies.
  • Escribe para personas, no para robots
  • Mezcla tu contenido. Utiliza diferentes materiales: imágenes, infografías, vídeos, audios, seminarios web, etcétera
  • Utiliza las «llamadas a la acción» -CTA-

Conclusiones

Este artículo es una pequeñísima ventana al mundo del SEO. De todas formas, es un inicio para todos aquellos que se sumergen en este escenario tan complejo. Hay que apuntar que si quisiéramos hacer un post mucho más profundo, necesitaríamos un ebook entero.

Ahora es tu turno, comienza poco a poco y paso a paso, sin desesperar. Ten en cuenta que el SEO es muy cambiante y lo que hoy conoces con soltura, en dos meses está desfasado. No solo eso, estás obligado a mentenerte actualizado con los continuos cambios de algoritmo y las nuevas tendencias.

Visto 52 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.