• Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Navega 3 días en catamarán por la Costa Brava
Navega 3 días en catamarán por la Costa Brava

Navega 3 días en catamarán por la Costa Brava

Existen diversas maneras de recorrer el mundo. Pese a sus numerosas ventajas, la más desconocida quizás, es navegando en embarcaciones de tamaño medio. En este sentido, alquilar un catamarán en la Costa Brava es una manera original, diferente e interesante de conocer la costa mediterránea y sus innumerables rincones y calas.

Además de visitar lugares alejados del turismo, optar por un catamarán abre la posibilidad a disfrutar de unas vacaciones diferentes con familia y amigos, realizar deportes acuáticos alejados de las zonas concurridas o incluso dormir en alta mar.

Ventajas de viajar por catamarán

Como decimos, alquilar una embarcación durante unos días permite disfrutar de una experiencia única e inigualable. Dicha experiencia posee numerosas ventajas que no siempre son conocidas por el público.

  1. Acceso a calas ocultas

La Costa Brava es uno de los puntos turísticos más concurridos de Europa. Entre otras, su maravilloso clima y sus playas son motivo de atracción y admiración a lo largo y ancho del globo. Sin embargo, su belleza y fama también tiene desventajas, ya que las playas son visitadas por miles de personas.

Las embarcaciones como el catamarán posibilitan acceder a puntos ocultos y no accesibles por vía terrestre. Entre ellas, algunas de las más bonitas son la cala del Crit (en Mont-rás), la cala Taballera (en Port de la Selva), la cala del Senyor Ramon (en Sant Feliu de Guíxols) o S´Eixugador. Algunas son más concurridas que otras, pero todas destacan por su tranquilidad y hermosura, especialmente durante la temporada baja.

  1. Hospedarse con familia y amigos

A diferencia de otras embarcaciones, como las lanchas o las motos de agua, un catamarán es una embarcación amplia en la que pueden viajar amigos o familiares. En la práctica, ello significa que se puede pernoctar en un catamarán, lo cual permite dormir en el mar y vislumbrar un cielo libre de contaminación lumínica. Asimismo, es posible realizar un recorrido marítimo, organizar rutas y visitar rincones naturales ocultos.

  1. Realizar deportes acuáticos

El acceder a calas ocultas o alejarse de la zona turística de la costa permite poder practicar deportes acuáticos sin intromisión. Algunos de ellos, como el paddlesurf o el buceo, precisan de un entorno ajeno al ajetreo y con aguas cristalinas. Además, dichos deportes pueden practicarse en pareja o con amigos, lo cual convierte el alquiler de un catamarán en una experiencia asombrosa y especialmente interesante para ciertas celebraciones (aniversario, cumpleaños, despedidas de soltera, etc.).

  1. Visitar parques naturales o ciudades

Aunque hasta ahora hemos hablado de actividades que pueden realizarse en el medio acuático, lo cierto es que embarcaciones como los catamaranes son fáciles de conducir, por lo que pueden atracarse en puertos sin complicaciones. Así, los viajes en embarcaciones tienen la ventaja de permitir aunar la costa y el mar, facilitando excursiones en tierra firme y, al mismo tiempo, el acceso a zonas complicadas a pie.

Así, un viaje por la Costa Brava, puede ser doblemente aprovechado. Por un lado, un día puede reservarse para visitar pueblos pesqueros, ciudades costeras o incluso parques naturales de la zona. Por otro, el resto de los días se pueden practicar deportes acuáticos o simplemente viajar por mar.