Cuando se trata de marketing de influencia para tu tienda de comercio electrónico, tienes muchas opciones para elegir. No estamos hablando sólo de los propios Influencers (y quieres asegurarte de trabajar con los mejores), sino de las plataformas de medios sociales en las que viven y ejercen su influencia.

Con los limitados presupuestsos de marketing para gastar con los Influencers, tendrás que hacer tu investigación sobre dónde invertir mejor tu dinero. Después de todo, no se trata de pagar a un influencer de Youtube para trabajar con tu marca, sólo para descubrir que la mayoría de tu audiencia vive en Instagram.

sumerjámonos en cada plataforma y veamos las razones por las que tu negocio podría querer invertir en una plataforma más que en la otra. Pero primero unas cuestiones.

Como hemos mencionado anteriormente, todo comienza con saber quiénes son tus clientes actuales, así como el perfil de marketing de tu público objetivo. El análisis del tráfico entrante a través de Google Analytics (o de cualquier software de análisis que desees) te dará una buena idea del porcentaje de tráfico que proviene de cada plataforma.

Por supuesto, el hecho de que todo tu tráfico actual venga de, digamos, Twitter, no significa que sólo quieras dirigirte a esa plataforma. Pero te da un buen punto de partida. tu marca está resonando con fuerza en Twitter, y bien podría valer la pena explorar si puedes obtener una porción más grande de ese pastel.

Más allá de tu tráfico actual, tal vez tu objetivo es ganar otro trozo de tráfico, el de Facebook. Analizar tu tráfico actual desde Facebook también puede proporcionar información valiosa mientras trabajas con Influencers en esa plataforma. ¿De qué grupo de edad está compuesto tu tráfico actual de Facebook? ¿A qué hora del día llegan a tu sitio? Cuantos más datos puedas recopilar, mejor será tu objetivo a la hora de convertir tu marca en «influenciable».

Hablando de Facebook...

Facebook Influencers

A pesar de todo lo que probablemente has leído sobre el declive de Facebook, sigue siendo la segunda plataforma de redes sociales más utilizada en Estados Unidos, por ejemplo, con el 68% de los adultos en ella y 2.270 millones de utuarios activos mentualmente en todo el mundo.

Y debido a que los utuarios de Facebook envejecen, esta audiencia generalmente tiene un nivel de ingresos más alto y por lo tanto tienden a gastar más que otras plataformas. Posee un reparto casi parejo entre hombres y mujeres (sesga un poco hacia las más mujeres), y cuenta con la audiencia más educada de casi todas las plataformas. Esto, aunque parezca irrelevante, es importante.

Todo esto quiere decir que Facebook es el punto neurálgico para el comercio electrónico, proporcionando a las marcas la capacidad de llegar a la mayoría de los compradores que quieren. Mientras que los jóvenes de 18 a 29 años están bien representados en Facebook con un 79%, sólo el 51% de los adolescentes de 13 a 17 años lo utilizan.

Otra debilidad: la falta de "Influencers de Facebook". Aunque Facebook tiene una potente plataforma publicitaria para que los profesionales de marketing la usen, hay menos popularidad trabajando con un Influencer en esta red social porque no está tan de moda como antes. La fuerza aquí está en el marketing online tradicional, y en encontrar afiliados en general, pero es posible que te cueste encontrar a personas que se especializan sólo en Facebook. Cuidado con este punto, todavía hay que esperar un tiempo, pero Facebook se encuentra en ese punto en el que es conveniente observar su evolución... o involución.

Youtube Influencers

YouTube supera en unos pocos puntos porcentuales al uso de Facebook en Estados Unidos, y se sitúa en el primer puesto de la lista de la mayor audiencia. Además, el 91% de los adultos de 18 a 29 años visitan este canal de vídeo regularmente, junto con el 71% de los de 13 a 17 años, lo que nos muestra exactamente por qué los medios de comunicación tradicionales están muriendo de una forma dolorosa debido al streaming. En España mueren también por su penosa estrategia para intentar sobrevivir por las bravas.

En resumen, YouTube es donde encontrarás la mayor audiencia general y la mayor audiencia joven en particular.

Y debido a que aquí es donde se congregan los jóvenes, hay una gran cantidad de Influencers de YouTube para elegir. Básicamente, cualquier canal con unos pocos miles de suscriptores puede ser considerado un canal de influencia, dependiendo de tu nicho. Recuerda, los micro-influencers pueden ser aún más efectivos que los Influencers más famosos.

El área principal en la que YouTube se queda corta es en la frecuencia con la que puede llegar a tu público. Según los expertos, YouTube ocupa el último lugar en cuanto a usuarios activos diarios (51%). Compara eso con Facebook, que tiene un 74% de utuarios diarios. Debido a que YouTube tiene menos inmediatez, es más probable que los usuarios vean el contenido una vez a la semana en vez de una vez al día.

Por eso es importante trabajar con Influencers que publican al menos una vez a la semana, si no más. YouTube no es una plataforma en la que los utuarios se desplacen de forma casual. Además, como trabajarás con un Influencer que tiene una gestión de elaboración más alta (los vídeos requieren más tiempo y esfuerzo que publicar una foto), tendrás que tener paciencia con las publicaciones y los precios. Trabajar con los YouTube Influencers puede resultar más caro debido a los gastos de producción de vídeo.

Instagram Influencers

Instagram es probablemente la primera plataforma que te viene a la mente cuando escuchas la palabra Influencer, y eso no es ninguna sorpresa. Tiene la mayor cantidad de Influencers autoproclamados en cualquiera de estas redes sociales, y existe un mercado en auge para tus servicios.

La principal fuerza de Instagram está en el alcance con la cultura juvenil de todo el mundo. El 72% de los jóvenes de 13 a 17 años lo utilizan, así como el 64% de los de 18 a 29 años. Pero aquí está el verdadero truco: Instagram es una plataforma increíble para llegar a los jóvenes de todo el mundo, todos a la vez, con el Influencer adecuado de tu parte.

Mientras que Instagram era una plataforma fotográfica, la adición gradual de opciones de vídeo (InstaStories, vídeos de 1 minuto de duración, IGTV, etcétera) lo han convertido en un fuerte rival de YouTube. De hecho, el tiempo promedio diario dedicado a Instagram es de ¡53 minutos al día! En comparación, los usuarios de YouTube, que sólo tienen una media de 40 minutos al día. Y recuerda, que 40 minutos pueden ser muchos vídeos; pero esos 53 minutos en Instagram podrían ser docenas y docenas de fotos y videos. Se consume un contenido mucho más variado en Instagram.

Los Influencers de Instagram son algunos de los más experimentados, y por lo general no son baratos. Son expertos y eso se paga; muchos de ellos saben exactamente quién es tu audiencia y cuál es la mejor manera de involucrarse con ellos, así que trabajar con estos Influencers puede enseñarte mucho sobre cómo utilizar tu propio feed de Instagram. Su principal debilidad es que si tu marca no vende un producto particularmente visual, tendrá dificultades para ser visible en esta plataforma. Moda, comida y ocio. ¿Software, servicios de negocios y otro tipo de producto «aburrido»? Probablemente no sea el mejor lugar para ello.

Linkedin Influencers

Probablemente la más extraña "plataforma de redes sociales" de esta lista, LinkedIn ocupa un espacio sin mucha competencia. Todo el mundo sabe que se trata de negocios y redes profesionales, y por lo tanto atiende a un público muy específico, así como las oportunidades de marketing.

El utuario medio sólo pasa 17 minutos al mes en LinkedIn, lo que es una diferencia abismal comparado con las redes sociales más "divertidas". Sin embargo, si estás buscando vender a clientes con altos ingresos, y tus productos se encuentran en el mundo profesional, podría valer la pena la inversión. Esto se duplica si tu empresa vende B2B, ya que muchos propietarios de negocios y empleados de nivel C pasan tiempo aquí buscando las inversiones adecuadas.

Sin embargo, los Influencers en LinkedIn no son realmente algo evidente. Al menos, por ese nombre. Es más fácil encontrar "gurús" o "consultores" que se apoyan en LinkedIn. Neil Patel puede ser considerado un LinkedIn Influencer, con más de 380.000 seguidores en la plataforma. Repasa sus artículos de negocios que publica en su propia web, y técnicamente tiene un mayor número de seguidores en LinkedIn que en Twitter e Instagram.

Para convertirse en un "LinkedIn Influencer" legítimo, tienes que ser invitado por LinkedIn. Esta lista está compuesta por personas como Richard Branson y Melinda Gates.... personas que probablemente no estarán interesadas en una oferta de 1.000€ para publicar algo. En general, podría valer la pena llegar a los perfiles de LinkedIn con un gran número de seguidores de tu nicho, pero probablemente sería más rentable utilizar los anuncios de LinkedIn en su lugar.

Twitter Influencers

Sí, hay gente con muchísimos seguidores en Twitter. Sí, algunos pueden ser considerados Influencers, pero a menos que sean mega-celebridades, los mensajes de Influencer basados en Twitter nunca tienen tanto ROI como en otras plataformas. Twitter es genial para construir la imagen de tu propia marca, pero es más barato y resulta mejor contratar a una persona divertida para que dirija tu cuenta de Twitter que pagar a un Influyencer de Twitter.

¿Existen otras plataformas? Sí. Snapchat sigue existiendo, y TikTok y Twitch están creciendo en popularidad. Pero para el futuro cercano, con euros limitados, considera estos cinco (bueno, cuatro menos Twitter) antes de cualquier otra cosa cuando te embarques en el marketing Influencer.

Publicado en Artículos Recientes

Conseguir visitas a través de la promoción en Redes Sociales se ha convertido en estrategia clave en el Márketing de Contenidos. Existe un pensamiento general, que se está convirtiendo en tendencia, que dice que cuanto más Contenido generamos, más audiencia conseguimos. Es cierto en parte, aunque no siempre es así.

Generar Contenido en nuestro Blog es imprescindible, cuanto más, mejor, pero bien es cierto que lo ideal es conseguir el equilibrio entre cantidad y calidad. Es más recomendable escribir dos artículos por semana de 1.500 palabras, por ejemplo, de una calidad excelente, que cinco artículos de 300 palabras cuya calidad deje que desear. Para dejar claro el tema, si bien la creación de Contenido ha de ser coherente y continua, lo ideal es centrarse en piezas de alta calidad.

La gran ventaja de optar por la calidad en detrimento -es un decir- de la cantidad es que organizaremos mejor nuestro tiempo y nos centraremos en ofrecer un producto, artículo o imagen que llame mucho más a la audiencia y, por ende, a ser compartido en las Redes Sociales, auténtico segundo motor en cuanto a tráfico después de la búsqueda orgánica. Lo digo en líneas generales, pues hay muchos bloggers o empresas que reciben más tráfico de las Redes Sociales, muy por encima de los resultados orgánicos. Vayamos pues a explicar un poco cómo conseguir mejorar nuestros resultados en cuanto a visitas se refiere a través de nuestros medios sociales.

Compartir el Contenido

Esto es obvio, es lo primero que debemos hacer. Normalmente, se recomienda compartir el Contenido en todas nuestras Redes sociales para maximizar la visibilidad y asegurarnos de que estamos exponiendo nuestro artículo o producto lo máximo posible. Sigue estos dos pasos antes de compartir:

  • El Título ha de ser atractivo, sencillo de entender y, si es posible, lo suficientemente llamativo para que el usuario haga clic.
  • Optimiza tu web de forma que se visualice el Contenido correctamente. De nada sirve recibir visitas si luego es complicado leer el artículo o navegar por nuestro site. Para ello es imprescindible que nuestra Web sea Responsive.

Publicar varias veces

Esto es importante. No te cortes a la hora de publicar cuantas veces sea necesario un Contenido de largo recorrido. Por ejemplo, si tienes una oferta de tu negocio que se va a dilatar por espacio de un mes, no dudes en hacerlo saber, pero no una vez, sino varias. Los mensajes han de ser repartidos a lo largo de una semana o semanas y su publicación se hará en diversos momentos. Es fácil de entender, no todo el mundo está conectado a las Redes Sociales todo el tiempo y en el instante justo en que tú haces la publicación. Además, no todo el Contenido está en dichas Redes Sociales todo el día, por lo tanto, cuanto más insistamos, a más público llegaremos.

Hashtags para facilitar las búsquedas

Los hashtags son muy populares en todo tipo de Redes Sociales, como Facebook, Twitter, Instagram y, últimamente, LinkedIn. Además de ser una herramienta que se utiliza para agregar y completar el comentario que adjuntamos a las publicaciones, los hashtags son una forma de clasificar los mensajes y hacerlos más virales, ya que mejoran las conversaciones en línea.

Los hashtags generan un ránking de búsqueda. Por ejemplo, si tu producto o artículo contiene el Hashtag #Elche, un usuario que haga clic en este será capaz de ver todas las publicaciones que contengan información sobre Elche. Es una forma de llegar a los usuarios que no son nuestros seguidores pero que están interesados en todo lo referente a la ciudad de Elche. Eso sí, antes de utilizar un Hashtag, es recomendable hacer clic y observar que no tiene doble significado y que no supondrá un perjuicio para nuestra marca o Contenido.

Pago por Promoción

Lamentablemente es lo que hay. El alcance orgánico en las Redes Sociales disminuye a pasos agigantados y lo hará aún más. Debido a la abrumadora cantidad de Contenido que se comparte en las plataformas y, por qué no decirlo, al negocio redondo que supone ahora mismo para Facebook, Twitter y demás. Y es bastante grave, ya que incluso nuestros propios seguidores no pueden leer lo que publicamos en su sección de noticias, simplemente porque no les llega.

El pago para patrocinar nuestro Contenido en Facebook, Twitter, Instagram y LinkedIn es una manera que nos garantiza que nuestras publicaciones llegarán a una gran cantidad de seguidores. Es recomendable, en la medida de lo posible, ejecutar incluso un pequeño pago por patrocinio en todas las entradas de blogs y Contenido premium que nos permita exponerlo frente a los usuarios adecuados.

Publicado en Artículos Recientes

Sería absurdo resaltar solo lo bueno de las Redes Sociales, por lo menos si no queremos desviarnos mucho de la realidad. Vamos ahora con todo lo negativo que nos han traído los Medios de Comunicación Social. Esto no es muy agradable, pero espero que lo consideres solo una opinión.

Lo MALO

Selfies -AutoFotos-

Esto ha sido «parodiado» y causa de burlas hasta la saciedad, nos referimos a los Selfies -la autofoto-. No importa si es un hombre sin camisa haciendo flexiones frente a un espejo, jovencitas que ponen caras de pato abominable o simplemente personas con mal criterio, hacerse autofotos con las cenizas de la abuela tomando el sol o frente a un desastre natural es una solemne estupidez que dice muy poco de la condición humana.

Y es entendible el motivo por el que los Selfies acaban en las Redes Sociales inmediatamente, los smartphones de última generación vienen con cármaras fotográficas de alta resolución, los ordenadores de escritorio tienen cámaras web y es fácil tomar una instantánea. Ni siquiera necesitas que nadie esté presente para capturar una imagen desde la cima del monte Everest.

Pero en realidad no es difícil pedir a algunos transeúntes que te tomen una foto si aceptan. Todo el mundo puede ver los lugares más increíbles que visitamos o cómo nos ubicamos al lado de personas famosas. Si el objetivo es publicar Selfies, al menos deberíamos considerar si realmente nos proporciona algún beneficio ser tan narcisistas. Y en realidad se trata de una prueba personal que consiste en resistir el impulso que nos lleva a exhibirnos en las Redes Sociales. Sobre todo si se trata de una página profesional o cuenta de Twitter.

Discusiones Políticas

Cuando se trata de política, religión o cualquier otra área muy personal de la vida, la discusión suele ser polémica de inmediato. Si tienes unas creencias diferentes de otra persona, lo normal es defender a capa y espada estas que intentar entender los argumentos ajenos. Estos son temas muy delicados y es muy fácil que la conversación acabe en ataques personales y juicios negativos del carácter de cada uno.

No se trata únicamente de perder un amigo por una mera diferencia de opinión, independientemente de cómo las personas con diferentes pareceres son representadas y mostradas en las Redes Sociales. Hay que aclarar que «Red Social», lleva implícito el hecho de ser «sociales», pero nos lo saltamos a la torera.

Esconderse tras el Anonimato

A pesar de que es más difícil proteger la identidad en estos días, el anonimato ha sido una pieza clave de internet desde sus primeros días. Es increíble ver cómo se comporta la gente cuando se enmascara su verdadera identidad.

Ahora tenemos de todo, desde simples usuarios a los trolls bromistas tan habituales. Este es el tipo de comportamiento que hace que Internet en general y las Redes Sociales en particular, sean menos agradables para todo el mundo. Si se quiere decir algo pero tenemos miedo a que luego nos lo recuerden o nos pillen en una contradicción, quizá sería mejor pensarlo dos veces antes de ponerse a escribir. Ser ofensivo de forma anónima no es sólo cobardía, también es falta de carácter. Todos debemos mejorar en ese aspecto.

Escribir mucho, Actuar poco

En los últimos años hemos visto muchos Hashtags de activistas y comportamientos similares en todas las Redes Sociales. Se ha convertido en una tendencia hacerse un Selfie con un cartel cuyo contenido es un mensaje político o social, lo que deriva en un nuevo Hashtag. O hacer un vídeo, por ejemplo, de esos famosos que se echaban agua helada encima e invitaban a otro a hacer lo mismo. La idea es conseguir «me gusta» y otras acciones de la foto o vídeo, con el objetivo de conseguir un mensaje de gran difusión.

El concepto no está mal, pero el activismo se queda en el Hashtag. Si un tema es lo suficientemente importante como para tomar medidas, ¿por qué no tomar medidas reales? Facebook está lleno de gente dispuesta a ir a la guerra por muchos temas preocupantes, pero ¿qué otra cosa están haciendo para solucionar el problema? Una cosa es escribir que estamos dispuestos y otra muy distinta ponerse en marcha. Lo vimos con los atentados en París en noviembre de 2015, muchos usuarios de Facebook se pusieron la bandera de Francia, pero luego callaron cuando este país bombardeó Siria.

Hay muchas organizaciones benéficas y oportunidades de voluntariado disponibles. En vez de estar sentado en el sofá dando con el dedo a la pantalla deslizante de Facebook, sería mejor ir a dar una vuelta el fin de semana, o hacer una donación. No supone una diferencia social grande, pero nos hará sentirnos mejor.

La Ignorancia Amplificada

Aquí Twitter y Facebook se llevan la palma. Publicaciones de odio, usuarios muy mal informados y, sobre todo, el culto a la ignorancia más lamentable. Sería fácil reírse de esto, pero también es importante darse cuenta de que estas cosas realmente suceden. El mundo no es un lugar perfecto, es un hecho. El que esto escribe suele compartir -en modo guasa- muchos mensajes de usuarios que son un monumento a la ignorancia, lo que me hace pensar que ese paso no es más que una forma de amplificar y dar publicidad precisamente a eso, a la IGNORANCIA.

Conclusiones

En líneas generales las Redes Sociales son positivas, nos ayudan a relacionarnos y a interactuar con otras personas, informarnos y estar al día, aunque también nos tropecemos con comportamientos que dejan en evidencia muchas veces la esencia del ser humano. Está en cada uno de nosotros hacer mejor este tipo de herramientas que nos hemos encontrado casi sin quererlo, algunos ni lo soñamos nunca hace solo diez años.

Publicado en Artículos Recientes

Es difícil de creer que, hace sólo una década, las Redes Sociales o Social Media era poco más que una tendencia incipiente. Hubo sitios web como Friendster y MySpace que tenían un buen nivel de aceptación, pero los usuarios en su conjunto no habían llegado en masa a ellos.

En 2005, Facebook se encontraba todavía en sus primeras etapas de implantación en todo el mundo. Twitter apareció más o menos por aquel entonces, pero muchos de nosotros lo vimos más como un entretenimiento sin mucho sentido. LinkedIn fue básicamente un currículum profesional y Google ni siquiera se enteró de lo que pasaba hasta 2011, seguido más tarde por Pinterest, Tumblr, Instagram y otras plataformas.

Pero si avanzamos hasta 2014, las Redes Sociales se han convertido no sólo en una parte clave de la vida moderna, además de un canal de marketing útil para las empresas de todos los tamaños y sectores. Es como los teléfonos, si preguntas a un jovencito de hoy día se sorprendería de que, hace diez años, los llevábamos únicamente para hablar y mucho más sorprendente para ellos si supieran que hace 15-20 años ni siquiera teníamos. Por tanto, existe una generación de jóvenes que han crecido ya con los smartphones y las Redes Sociales como parte de su cultura y modo de vida.

El hecho es que pasamos más de una hora al día conectados a las Redes Sociales, por término medio, lo que supone un tiempo muy elevado. La comunicación social mejora nuestra experiencia de vida y también nos muestra algunas de las formas más feas del carácter humano. Muchos estarán de acuerdo en la mayoría de los casos y algunos algo menos. Veamos pues las cosas buenas y malas de las Redes Sociales.

Lo BUENO

Acceso inmediato a la Información

Teniendo en cuenta la consolidación de las empresas del mundo mediático, es bastante fácil cuestionar si las noticias que recibimos de los principales medios de comunicación son completas o no. Después de todo, no es raro leer o escuchar mucho más sobre el último escándalo de una «celebrity» que un golpe de Estado en Turquía o en otras partes del mundo.

Un ejemplo es Twitter y su acceso inmediato a la información más reciente. Cuando Osama Bin Laden fue abatido en Pakistán, había un ciudadano en las inmediaciones que tuiteó lo que estaba pasando durante toda la noche, lo que nos da a entender que muchos nos enteramos antes de la noticia que los periódicos y televisiones, pues posteriormente apareció a nivel mundial una noticia de la que ya teníamos información.

Las Redes Sociales también son de gran utilidad para la expansión de nuestro Contenido propio. Una vez escrito el artículo, revisado y publicado, se comparte de manera proactiva, con lo que el volumen de los Contenidos en general se aumenta exponencialmente. En realidad no hay escasez de opiniones expertas o anónimas y las fuentes de las que podemos sacar nuestras propias conclusiones sobre lo que realmente está pasando en el mundo son casi infinitas.

Conectividad Global

Aún recuerdo los teléfonos con diales antiguos, no hace tanto. Si se llamaba a alguien y no contestaba, había que volver a intentarlo y tener la esperanza de poder hablar con la persona en ese momento. Cuando la llamada entraba, no existía identificador alguno, simplemente se contestaba un «Hola». Era muy complicado ponerse al día con amigos que no veías hacía mucho, así que había que escribir a mano y enviar una carta para comunicarnos cómo nos iba y esperar los días correspondientes a que llegara el correo.

Hoy en día, si no se puede conectar con alguien vía telefónica puedes dejar un mensaje de voz o enviar un mensaje de texto. O mejor aún, un tuit, mensaje en Facebook o mantener el contacto en algún otro medio. Se puede ver lo que otros están haciendo en cuestión de segundos y prácticamente en el momento que lo están haciendo, suponiendo que lo comparten en una red social. No es difícil ponerse al día con alguien si quieren o queremos ser encontrados. Aunque todo ello haya mermado significativamente nuestra privacidad, pero eso es otra historia.

Opinión y Voces Globalizadas

Similar a lo dicho anteriormente, era extremadamente difícil acceder a una plataforma con audiencia a nivel mundial donde se podían compartir las opiniones o conclusiones hace apenas 25 años. A principios de 1990 resultaba muy complicado hacer llegar una carta o mensaje a un simple director de periódico local y mucho más conseguir que publicaran un artículo nuestro.

Hoy en día, todo lo que tenemos que hacer es acceder a nuestra plataforma favorita. Podemos despotricar, delirar, contar chistes, compartir imágenes y, en general, mezclar la razón con los sentimientos, por decirlo de alguna forma. Para aquellos de nosotros que además escribimos, se tarda sólo un par de minutos en crear un blog y empezar a plasmar nuestros pensamientos en palabras. Y esos pensamientos que nos pueden parecer irrelevantes convertirse en virales sin esperarlo ni pretenderlo.

Es mucho más fácil hacer algo notable y notorio y hacerlo llegar a la gente en todo el planeta, lo que ha sido imposible en cualquier momento de nuestra historia siendo personas anónimas. Ahora tenemos voces verdaderamente globalizadas. Todo un privilegio.

Hashtags

El Hashtag se originó en Twitter y, finalmente, acabó contagiándose a otras Redes Sociales. Los Hashtags sirven a un propósito muy importante en Twitter, sobre todo los primeros días -se podría llamar como una especie de «conglomerado» de una tendencia específica, evento o tema-, y filtra todo lo que no tiene relación con dicho Hashtag. Esto era extraordinariamente relevante, pues permitía a Twitter enfocar una conversación. Es increíble cómo la gente encuentra respuestas a problemas o necesidades por sí mismos, y sacan el máximo provecho de una plataforma. Aquí radicaba la singularidad de Twitter -Herramienta poderosa pero de manejo muy sencillo-, 140 caracteres para publicar lo que quisiéramos y adaptar la experiencia a nuestras propias preferencias. Ahora, los Hashtags se han convertido en un fenómeno y muchos usuarios lo utilizan para hacer virales sus Contenidos, ya que funcionan casi como palabras clave para las Redes Sociales, que hace tiempo que se convirtieron en parte de la cultura popular en lo referente a las discusiones online.

Las redes sociales permiten a las empresas en todo el mundo amplificar su mensaje de una manera que nunca creyeron posible hace sólo una década o dos a lo sumo. Hace solo veinte años, una gran empresa que quería ser vista y oída a nivel mundial tenía que gastarse ingentes cantidades de dinero. Y además solo estaba al alcance de las más grandes, si se trataba de una pequeña empresa, las posibilidades de tener un alcance global eran nulas.

Y las posibilidades de estas pequeñas empresas son casi ilimitadas y, algunas veces, insospechadas. Quizá un ingenioso vídeo promocional, una opinión novedosa que nunca antes en el pasado se tuvo en cuenta, la creación y difusión de nuevos conocimientos, etcétera. Todo lo anterior se puede convertir en un reguero de pólvora que recorra todos los rincones del planeta. Esto quiere decir que las Redes Sociales han conseguido que pequeños negocios o personas individuales puedan jugar en la misma liga que los grandes. Estamos acostumbrados ya a esto, pero echando la vista atrás, no deja de ser casi ciencia ficción.

Publicado en Artículos Recientes

Google Allo estará disponible el míercoles 22 de septiembre de 2016, como competidor directo de WhatsApp y Facebook Messenger. Estará disponible para Android y su competidor iOS.

Allo es una aplicación de mensajería instantánea que, igual que sus directas competidoras, permite hablar tanto con otras personas como en grupos a través de mensajes de texto, que se podrán enviar con distintos tamaños de letra y diferentes stickers. Pero sin duda la gran característica de Google Allo es la posibilidad de conectar con Google Assistant, el asistente virtual de la compañía americana, capaz de responder al lenguaje de forma natural y que combina la conversación que tengamos en ese momento con la posibilidad de hacer búsquedas en la red.

La Inteligencia Artificial también está presente en este nuevo producto de Google, ya que si enviamos una foto de un bebé, la App nos responde de forma automática con un mensaje estilo «¡qué guapo!» o similar. O si estamos hablando con un amigo de fútbol y queremos saber un resultado concreto, Google te lo dará en el momento. Del mismo modo, Google Allo utiliza mensajería cifrada, con lo que el aspecto de la seguridad está totalmente resuelto, amén de incorporar un «modo de incógnito» que también cifrará los mensajes y no guardará historial de conversaciones, al estilo de la «Navegación de Incógnito» de los distintos navegadores.

Para terminar hay que significar que Google Allo utiliza el número de teléfono privado para la identificación principal y no una cuenta de Google. La gran ventaja es, al igual que WhatsApp, que cualquier contacto que tengamos en nuestro teléfono es susceptible de poder recibir nuestros mensajes.

Ventajas en Publicidad

Esta será sin duda la gran apuesta de Google con Allo, la publicidad. Esta llegará a los usuarios de mensajería sin necesidad de anuncios. los usuarios de smartphones emplean más de 23 horas por semana en servicios de mensajería y aplicaciones sociales. Para Google, servicios como Allo son una muy buena forma de entender el comportamiento de un usuario para atraer todavía más inversiones en publicidad. Pronto, toda la información de sus herramientas de Inteligencia Artificial será como el oro para la empresa.

Para entendernos, esta forma de comprensión del comportamiento del usuario a través de la Inteligencia Artificial, -asistentes de voz, bots, etcétera- es la manera que ha encontrado la publicidad para invadir las aplicaciones de mensajería sin agobiarlos de anuncios por doquier.

Publicado en Artículos Recientes

Facebook es una Red Social controvertida, siempre en el centro de la polémica debido a su privacidad o falta de ella. Para despejar dudas acerca de cómo gestiona Facebook nuestros datos, nada mejor que dar a conocer qué sabe la Red Social de Mark Zuckerberg sobre nosotros.

Los últimos días la polémica ha ido en aumento debido a que WhatsApp ha informado que compartiría nuestros datos con Facebook, levantando una gran polvareda mediática. El motivo, recurrente, mejorar la publicidad y los «abusos» que, supuestamente, existen en la Red, en forma de mensajes ofensivos o estafas. Como siempre, la excusa es nuestra seguridad. Sin embargo, lo que subyace como motivo principal es la publicidad, ya que aunque Facebook no nos cobra nada por acceder a su plataforma, sí comercia con nuestros datos. Facebook elabora un perfil comercial de cada uno de nosotros y, con ello, puede ofrecernos productos perfectamente accesibles a nuestros gustos personales.

A pesar de la indignación generada, la mayoría de usuarios que se quejaban de esta nueva intromisión en la privacidad desconocen que al aceptar las condiciones de Facebook, también asumimos una serie de concesiones en forma de información personal. Pero, ¿qué aspectos tiene en cuenta Facebook para delimitar nuestro perfil comercial?:

  • La actividad y las páginas que nos gustan.
  • Avisos en los que hacemos Clic.
  • La configuración de nuestro smartphone y nuestros datos de geolocalización.
  • La marca de nuestro smartphone o la compañía de comunicaciones que tenemos contratada.

Y hay más, aunque no estemos conectados a nuestra cuenta de Facebook, este puede ver por dónde navegamos y qué páginas visitamos, con lo que es conocedor de nuestras búsquedas y, por ende, de nuestros gustos personales, lo que le proporciona datos precisos de nuestras preferencias comerciales. También se le notifica a Facebook cada «me gusta» o página compartida, es decir, cada aviso que tiene como fuente a su Red Social. Si esto fuera poco, a través de su herramienta para empresas «Facebook Pixel», informa a sus anunciantes quién usa su plataforma y de qué forma.

Y todavía más, también ofrece a sus anunciantes la opción de redireccionar avisos en función de los datos recolectados por firmas como Experian, Acxiom y Epsilon, que potencian las listas de difusión de correos masivos, ya que recopilan datos de informes públicos y gubernamentales, listas de consumidores, encuestas y fuentes privadas comerciales, por ejemplo tarjetas de crédito, de fidelización o simples suscripciones.

Todo esto nos lleva a la conclusión ya probada que Facebook puede saber perfectamente nuestros gustos comerciales con una exatitud que asusta. Puede saber si estás dispuesto a comprar un coche en las próximas fechas o simplemente qué comida puedes adquirir para tu mascota. Todo ello gracias a los casi 100 datos que Facebook recaba de cada uno de nosotros y que son los siguientes:

  • Edad, género, generación, colegio donde estudiamos, nivel de estudios, qué hemos estudiado.
  • Idioma, etnia, localización.
  • Renta y patrimonio, tipo y valor de la Vivienda, tamaño y año de edificación de la vivienda, organización y composición del hogar.
  • Cumpleaños y aniversario de boda, ciudad natal y localización de nuestros familiares.
  • Cumpleaños, compromisos y mudanzas de nuestros amigos.
  • Nuevos trabajos de nuestros amigos.
  • Padres y amigos que esperan un bebé.
  • Ideas políticas.
  • Estado de nuestra relación.
  • Para quién trabajamos, si tenemos coche o moto, dónde trabajamos, qué tipo de oficiona o industria.
  • Si tenemos pensado comprar un coche, si lo hemos comprado y cuando, si hemos adquirido piezas para un coche, qué tipo de coche, modelo, cilindrada, potencia, etcétera.
  • Si somos empresarios, cuántos empleados tenemos.
  • Qué sistema operativo utilizamos.
  • ¿Jugamos en Facebook?.
  • ¿Tenemos videoconsola para jugar?.
  • Si hemos creado eventos en Facebook, hemos realizado pagos en Facebook y si hemos gastado más del promedio en la Red Social.
  • Qué navegador utilizamos para internet y nuestros servicios de correo electrónico.
  • Si tenemos tarjetas de crédito activas, qué tipo de tarjeta y el saldo de que disponemos.
  • Si escuchamos la radio, qué programas de televisión vemos, cómo navegamos por Facebook o internet -móvil o pc- y el tipo de conexión que tenemos.
  • Tipo de ropa que utilizamos en casa.
  • Cuándo hacemos nuestras compras, si consumimos asiduamente cerveza, vino o licores, comestibles, productos de belleza, productos para el hogar, medicamentos, para niños o mascotas, etcétera.
  • Si realizamos compras online.
  • Restaurantes y tiendas que frecuentamos.
  • Tiempo que llevamos viviendo en la misma casa y si estamos dispuestos a mudarnos pronto.
  • Preferencia que tenemos en cuanto a deportes, Juegos Olímpicos o equipos de fútbol.
  • Si viajamos con frecuencia, dónde, cuándo y cómo.
  • Si disponemos de mascota, si tenemos hijos y si estamos dispuestos a gastarnos dinero en ellos.

Obviamente no todos los usuarios ponen a disposición de Facebook todos y cada uno de los datos antes mencionados, pero sí la inmensa mayoría. Repasa los mismos y fíjate si eres de los que cree que todos tus datos personales pertenecen de una u otra forma a la Red Social.

Publicado en Artículos Recientes

La extorsión y el chantaje se están volviendo cada vez más comunes en las Redes Sociales, sobre todo en Facebook. Estos días hemos sabido de un empresario catalán que, tras aceptar amistad de una desconocida, su vida dio un vuelco y se convirtió en una auténtica pesadilla.

En el caso que nos ocupa, esta persona fue víctima de un “chantaje digital”, lo que nos muestra una nueva modalidad en Redes Sociales estilo Facebook, aunque también se han dado casos en Linkedin. La extorsión consistió en amenazar a la víctima con convertirlo en pedófilo a ojos de sus amistades en la plataforma social más numerosa del mundo. Así de cruel.

Como hemos indicado en otros artículos, los delincuentes suelen proceder de países africanos, Senegal y Nigeria fundamentalmente. De hecho, un tipo de chantaje lleva el nombre de uno de los dos países todavía, se llama “el timo nigeriano”.

Secuencia de los acontecimientos

Una chica francesa muy guapa, para variar, contactó por Facebook con la víctima. Por lo visto era un perfil normal, nada sospechoso. El hombre aludido aceptó dicha solicitud y pasaron varios días hasta que hubo otro contacto. En esa nueva conversación, la extorsionadora ya le confesó que se trataba de un chantaje y que le iba a enseñar algo.

Ese “algo” eran montajes fotográficos -maquetados en un vídeo- donde aparecía la víctima masturbándose delante de pornografía infantil. Acto seguido, le solicitaron más de 1,000 euros que debía transferir a una cuenta de un país africano, como hemos señalado antes.

La víctima se negó y le amenazaron con publicar el vídeo en el muro de todas sus amistades de Facebook. Aún así, no cedió... pero ellos tampoco.

A pesar de eliminar a la mujer de sus amistades, al día siguiente comenzó a recibir mensajes en su Whatsapp preguntándole qué estaba pasando y qué estaba haciendo en Facebook. Efectivamente, de la amenaza pasaron a los hechos consumados.

La víctima se vio desbordada y sola para acometer este asunto, ya que la policía es muy lenta en estos casos y la Red Social Facebook más lenta e ineficaz aún, cuando no demasiado permisiva con ciertas actuaciones y muy severa con auténticas tonterías. De hecho, Facebook no le hizo mucho caso cuando lo denunció. Borraron el primer perfil falso de la extorsionadora, pero no los que duplicaron posteriormente. Le informaron que no contravenía su normativa y poco más.

La víctima decidió pedir ayuda a sus empleados y conocidos y les pidió que no cancelaran la amistad con la mujer que le estaba extorsionando y que, por contra, borraran todas las fotos y vídeos que estaba publicando en sus respectivos muros.

De este modo logró frenar la avalancha que supone que una Red Social como Facebook haga viral una determinada situación. En definitiva, te pueden machacar sin compasión si no se frena.

Cómo lo hacen

Se trata de un procedimiento sencillo, se recibe una solicitud de amistad por parte de una mujer -siempre guapa- y se establece una conversación, en principio neutra, para volverse poco a poco íntima. Al final el asunto acaba en lo que casi todo el mundo sabe, cibersexo, sexting -intercambio de mensajes de contenido sexual explícito-, intercambio de fotografías subidas de tono, vídeos donde la víctima se masturba, etcétera.

Cuando han recabado suficiente información de la víctima, utilizan este material para subirlo a Youtube o directamente en los muros de las amistades. Pueden ser fotos, vídeos o cualquier captura de pantalla de WhatsApp o programa de mensajería instantánea, incluso una conversación telefónica grabada. Toda comunicación es susceptible de ser "capturada" y expuesta.

Como hemos dicho en muchas ocasiones y explicamos en otros artículos, mucho cuidado con aceptar solicitudes de amistad de desconocidos y, sobre todo, desconocidas guapas y despampanantes.

Esta información ha sido completada con contenido del diario El Mundo

Publicado en Artículos Recientes

Configurar nuestra Cuenta de Facebook con el fin de dotar a la misma de la máxima privacidad es imprescindible si queremos que nuestras publicaciones sean vistas por nuestros amigos y conocidos. Una cuenta privada siempre es más segura y estará alejada de ojos no deseados, tal y como exponemos en los artículos anteriores, los fraudes más comunes a la hora de pagar con Facebook Messenger o si una bella mujer te pide amistad.

Es muy sencillo de entender, si nuestra Cuenta es Pública, todos los usuarios de la Red Social, a saber, más de 1.500 millones, verán qué publicamos, nuestras fotos, nuestros amigos, nuestra dirección y teléfono -si lo ponemos-, dónde hemos estudiado, dónde hemos nacido, con quién tenemos una relación sentimental, etcétera. ¿Reamente queremos que personas desconocidas sepan de nosotros? ¿No sería mejor que solo nuestros amigos conozcan detalles propios?. Si has contestado sí a las dos preguntas y no sabes cómo está configurada tu cuenta en cuanto a Privacidad se refiere, sigue leyendo con atención y te ayudaremos a hacerla más privada.

Elegir quién puede ver mis cosas

Es el primer y más importante paso en la configuración de tu Cuenta de Facebook. Aquí puedes elegir quién puede ver tus cosas, quién puede ponerse en contacto contigo, y quién puede buscarte.

Quién puede ver mis cosas en Facebook

Solo hay que acudir a la pestaña "Privacidad", tal y como se muestra en la imagen y elegir el nivel de privacidad de tu cuenta, podrás optar que sean solo tus amigos e, incluso, rizando el rizo, que solo seas tú, aunque esto es un poco absurdo. También puedes restringir quién puede enviarte solicitudes de amistad, puedes evitar que los motores de búsqueda -por ejemplo, Google- muestren tu perfil de Facebook, y hasta que la gente te encuentre por tu número de teléfono o correo electrónico. Como consejo personal diríamos que estos últimos son de obligada activación. Incluso si eres de esas personas que reciben muchas solicitudes de amistad y estás cansado/a de ello, restringe a "amigos de amigos", que es el máximo nivel permitido.

Configurar mi Biografía y Etiquetado

Aquí has de acudir a la pestaña inmediatamente inferior, es decir, "Biografía y etiquetado". Tenemos tres secciones diferenciadas: "¿Quién puede añadir contenido a mi biografía?", "¿Quién puede ver contenido en mi biografía?" y "¿Cómo puedo administrar las etiquetas que otros añaden y las sugerencias de etiquetas?". En la imagen inferior vemos con más detalle esta sección.

Biografía y Etiquetado Facebook

Existe una herramienta muy útil para ver los cambios efectuados una vez hayamos configurado la cuenta a nuestro gusto. Un botón llamado "Ver como" -flechita roja-, desde donde podremos ver el resultado, es decir, cómo nos verá y qué vera cualquiera que visite nuestro perfil.

Consejos a tener en cuenta

Borra la información personal que no necesites compartir: Esto es importante, pues hay cosas que no necesitas que sepa ni Facebook ni nadie, por ejemplo, tu dirección, teléfono o fecha de nacimiento. Solo con estos tres datos, un avezado hacker puede hacerse con tus cuentas bancarias y tu correo electrónico.

Desactivar servicios de localización: En las aplicaciones móviles para iOS y Android, Facebook suele utilizar por defecto el GPS de tu smartphone con la excusa de ofrecerte ciertas "ventajas" como amigos cercanos y sugerencias de sitios. Además de todo esto, Facebook guarda un historial de ubicaciones donde almacena todas las ubicaciones que se han recibido a través de tu smartphone. Se trata de un registro muy detallado y, lo más grave, al tener activada tu geolocalización, estás enviando datos permanentemente a Facebook.

Para desactivar la geolocalización tenemos que hacer los siguiente, pero cuidado, esto SOLO EN MÓVILES. Accedemos a la App de configuración de Facebook y luego a "Accesos directos de Privacidad", tal y como vemos en la imagen inferior.

Acceso directo de Privacidad Facebook

Damos clic en "Más opciones" y para terminar, "Lugar". Veremos un botón para activar o desactivar la geolocalización. En la imagen inferior está más claro.

Desactivar Geolocalización Facebook

Como habrás podido observar, no es muy complicado dotar a nuestra cuenta de la privacidad y seguridad necesarias. Esperemos que estos consejos sean bien aprovechados.


Publicado en Artículos Recientes

Desde que la Herramienta de envío y recepción de dinero a través de Facebook Messenger se puso en marcha, los ciber-delincuentes no han perdido el tiempo y se han puesto manos a la obra para planear formas, a cada cual más original, de conseguir dinero mediante la estafa. Este tipo de fraude no es sencillo de llevar a cabo en Facebook, pero aún así, es recomendable estar alerta.

Se trata, en la mayor parte de los casos, de cuentas falsas que se utilizan para engañar al usuario con el objetivo final de que este envíe dinero por la plataforma de pago de Facebook. Veamos cuáles son los fraudes más utilizados.

Fraudes Amorosos

La estafa consiste en recibir mensajes amorosos de personas que no conocemos. Se hacen pasar por mujeres divorciadas, viudas o simplemente casadas pero descontentas con su matrimonio. Suelen ser de un país distinto al de la víctima y utilizan fotografías de organismos oficiales de su país de origen para dar veracidad al perfil y ganarse la confianza de la víctima. Esto lo llevan a cabo durante semanas o meses, ya que hay que indicar que suelen interactuar con varios usuarios al tiempo para conseguir una víctima perfecta. El fin último es solicitar dinero para un visado o un viaje.

Loterías

El fraude se realiza a través de cuentas de personas que conoces y que previamente han sido hackeadas. También utilizan perfiles de falsas organizaciones varias y se hacen pasar por representantes de las mismas. Le dirán a la víctima que es el ganador de un sorteo y que recibirá el dinero a cambio de un pequeño anticipo para gastos burocráticos. También suelen solicitar datos personales, como nombre, apellidos, dirección postal o incluso datos bancarios. Obvia decir que en cuanto te llegue algo así, lo denuncies rápidamente.

Donaciones

Estos engaños son perpetrados por cuentas que se hacen pasar por personajes religiosos famosos o por cuentas que simulan ser de distintas organizaciones benéficas u orfanatos. En sus mensajes, los estafadores pedirán donaciones. Son fáciles de identificar y solamente has de ignorar la solicitud.

Herencias

Este no solo se perpetra en Facebook, también por correo electrónico y demás medios. Normalmente, el estafador se hace pasar por un abogado o representante familiar de alguien que ha fallecido y que, ¡oh sorpresa! te ha nombrado heredero de una gran fortuna. Aquí existen varios métodos de estafa. O bien te pide datos personales y bancarios o directamente te solicita una cantidad de dinero para comenzar las gestiones con el fin de ingresarte la herencia en tu cuenta corriente.

Préstamos

Suelen moverse no solo por perfiles personales, también por Páginas y Grupos de Facebook. Ofrecen préstamos a un interés sospechosamente bajo y en condiciones muy favorables. Piden una pequeña comisión a cambio que debe abonarse, por supuesto, por adelantado. No hagas ni caso.

Qué debemos hacer ante esto

En primer lugar no hacer caso a mensajes que provengan de perfiles que no conoces y que te pidan dinero.

Si te piden pagos por adelantado para recibir premios o préstamos, directamente bloquea el perfil del solicitante.

Perfiles desconocidos que te ofrezcan hablar por otros medios distintos a Facebook Messenger, por ejemplo el correo electrónico. Es una manera muy sencilla de comenzar a recabar datos de ti.

Ignora o denuncia a aquellas personas que te digan que son amigos o conocidos de familiares tuyos y que se encuentran en una situación desesperada. Los mandas a Cáritas.

Aunque puede pasar desapercibido, desconfía de aquellos mensajes con faltas de ortografía y gramaticales, pues suelen ser traducciones hechas de otros idiomas. Ten en cuenta que la mayoría de fraudes los realizan desde países de África. Para intentar ponerse en contacto contigo, traducen "de aquella manera" los textos.

Publicado en Artículos Recientes

Una mujer muy, muy bella te envía una solicitud de amistad en tu perfil de Facebook, pero no la conoces. Existe una minoría de usuarios que suelen aceptar este tipo de solicitudes en base a la foto de perfil. No debes ACEPTAR NUNCA si no tienes ni idea de quién es y, por lo menos, visualiza el perfil y busca alguna información que te haga llegar a la conclusión de que es amiga de algún otro conocido o conocida para tomar la decisión.

Los expertos en seguridad cibernética recomiendan encarecidamente no interactuar con perfiles de mujeres bellas desconocidas, por una sencilla razón, se trata de ganchos cuyas intenciones son deshonestas, lo cual puede redundar en graves consencuencias para el usuario en cuestión.

Cómo detectar el Fraude

Nos solicitan amistad en Facebook y nos suelen enviar algún mensaje privado, estilo "quiero ser tu amiga" o "estoy muy sola, quiero hacer nuevos amigos" y un largo etcétera de frases hechas que persiguen captar nuestra atención. Todo ello aderezado con una espectacular foto de perfil, el gancho principal.

Algunos usuarios principiantes o simplemente confiados caen en el engaño y aceptan, pero antes de eso conviene darse una vuelta por el perfil. Verás que apenas tiene información, en la mayoría de los casos ninguna, apenas tiene fotos y las que muestra muchas veces son de personas distintas, ni actividad en su muro. En los mensajes nos suele dejar algún enlace extraño, con una dirección indescifrable. Es obvio que puede ser cualquier cosa menos un perfil real. Esto lo detectan la mayoría de usuarios.

Qué hay detrás

Este tipo de perfiles son creados por terceros o directamente por robots, es decir, de forma automática. Tratan de conseguir información privada con el objetivo final de cometer un delito, desde conseguir dinero a grupos terroristas que así consiguen afianzar su posición en el ciber-espionaje.

Este tipo de cuentas falsas pueden llegar a propagar un software malicioso o simplemente conseguir "Me Gusta" a terceros, normalmente personajes famosos. La mayoría de los grupos que están detrás de este delito pertenecen al Este de Europa, están perfectamente organizados y su objetivo primordial es la estafa, es decir, conseguir dinero. No es baladí, existen informes que vienen a demostrar que este tipo de organizaciones criminales mueven más dinero que el propio narcotráfico.

Otro de los objetivos que está detrás de este tipo de actuaciones es la venganza personal, a saber, hombres o mujeres que quieren perjudicar a su ex-pareja mediante el chantaje o simplemente hacer daño, recopilando informacións sensible de la víctima para después difundirlas. El "climax" de este sistema es, a través de los mensajes, instalar un sistema de vídeo con el que grabar a la víctima y después chantajear a la misma para conseguir que pague una cantidad de dinero.

Hay más métodos y objetivos detrás de estos sistemas fraudulentos. Es por ello que lo mejor que podemos hacer si nos solicitan amistad y no conocemos a esa persona, sea o no una mujer bella, es decir que NO o simplemente ignorar dicha solicitud. Si insisten, denunciar a Facebook el perfil.

Si quieres conocer un caso real de extorsión, chantaje o engaño en Facebook, sigue este enlace.

Publicado en Artículos Recientes
Página 1 de 5