• Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Dátil de Elche
Dátil de Elche

Dátil de Elche, un fruto fresco con excelentes propiedades nutricionales

Elche cuenta con más de 60.000 palmeras en su término municipal. El Palmeral de Elche no solo es un entorno de indiscutible belleza y singularidad, también otorga a los ilicitanos el privilegio de disponer de uno de los frutos más singulares, proveniente de la palmera, el dátil de la palmera datilera o Phoenix Dactilyfera.

El dátil fresco es un producto de primera calidad, con un 70% de azúcar, aunque este hecho no impide que se trate de un alimento con excelentes propiedades nutricionales. A nivel físico, es muy bueno contra la retención de líquidos, previene y controla el colesterol, tiene un efecto laxante, mejora la tensión arterial y el estado de las vías respiratorias. Sí, parece más un medicamento que un alimento.

El dátil de Elche tiene su pico de consumo en octubre y cerca de la Navidad, aunque la plantación se realiza durante la primavera. Es en marzo y abril cuando los palmereros recolectan de las palmeras macho y polinizan las hembras para asegurarse una mejor producción, tanto en cantidad como en calidad.

palmera datilera

Hay que tener en cuenta que, debido a su elevado contenido en azúcares, añadido a la elevada temperatura que hace en Elche todavía en octubre y noviembre, en torno a 20-25 grados centígrados, hace que la fermentación del azúcar se consiga en muy poco tiempo.

El dátil tiene la particularidad de que se puede consumir directamente de la palmera, aunque también en los días siguientes después de su recolección, sin perder ninguno de los valores nutricionales. Como se puede enfriar y congelar (a -20 grados centígrados) debido a su elevada cantidad de azúcares, lo hace perfecto para tenerlo en el congelador durante tiempo e ir consumiendo todo el año. Eso sí, se aconseja descongelar pasando del congelador a la nevera, perderá algo de textura, pero conservará gran parte del sabor. Existen tres formas de conservación:

  1. Natural o fresco: Se conserva en cámaras frigoríficas y su consumo se realiza a lo largo del tiempo, según demanda.
  2. Adobado: Cuando los palmereros extraen las ramas de dátiles, los introducen en bidones con vinagre durante unos segundos, para sacarlos posteriormente. Estos tardan entre 24-48 horas en madurar.
  3. Congelado: Explicado anteriormente. El dátil sin madurar se congela y se va sacando, para poder ser consumido pasadas unas dos horas.

1. Propiedades nutritivas

  • Son ricos en potasio, calcio, hierro y magnesio. Además, contienen altas dosis de fibra soluble y una gran fuente de energía, gracias a su elevado contenido de calorías.
  • Los dátiles son utilizados como una excelente alternativa para reemplazar a los azúcares refinados. Son excelentes para utilizar en los postres y mantenerse saludable. Alivian el estreñimiento, ya que, como se ha dicho antes, la fibra soluble que poseen ayuda mucho a tener una buena digestión. 
  • Ayudan en el fortalecimiento de los huesos, ya que contienen selenio, manganeso, cobre y magnesio, además de prevenir las enfermedades óseas.
  • Excelentes para los que sufren anemia, ya que su alto contenido en minerales lo convierten en un suplemento dietético de primer nivel, lo cual lo hace muy recomendable para deportistas. También a los estudiantes, por el aporte energético tanto a los músculos como al cerebro.
  • Ayudan a controlar el colesterol, prevenir la obesidad, el cáncer de colon y las enfermedades del corazón. Como quiera que son ricos en potasio y pobres en sodio, reducen considerablemente el riesgo de accidentes cardiovasculares.
  • Como su contenido en vitamina A es elevado, estimula las diferentes funciones del cerebro y es muy recomendable para controlar la hipertensión. Del mismo modo, al poseer magnesio, ayudan a contener la fatiga física y mental, amén de ser un arma efectiva contra el nerviosismo.
  • Como parte negativa -poca- de los dátiles, hay que reseñar que, si estás a dieta, debes controlar su consumo, ya que su aporte en calorías es elevado. También puede causar caries, por lo que es recomendable vigilar la salud dental, sobre todo en los niños.

2. Fases de maduración del dátil

  1. KIMRI o dátil verde​.​ Es la única etapa donde no se puede comer. Nace de la fecundación de uno de los tres carpelos (estigmas) de cada flor femenina. Este carpelo desarrolla un embrión en detrimento de los otros dos carpelos no fecundados. El ovario fecundado comienza a crecer y pasa de tener un tamaño de unos 5 milímetros al de un dátil (6 a 8 centímetros) en unas 16 semanas. Es en estos momentos cuando el dátil posee un contenido de agua más alto.
  2. KHALAL o dátil amarillo. Empieza una maduración parcial. El color cambia de verde a amarillo. Puede ser comestible, aunque solo algunas variedades, tales como el Barhi. Su alto contenido en taninos le da un sabor muy ácido y áspero.
  3. RUTAB o dátil marrón-dorado. La palabra Rutab significa «suave» y estamos ante la etapa de madurez más completa. Su color cambia, pasando a ser más dorado, a veces marrón. Comienza a perder agua y reduce considerablemente los taninos y ganando azúcar.
  4. TAMAR o dátil pardo-oscuro​. Se trata de la última etapa del dátil en la rama. Pierde gran parte de agua y gana azúcar. Es el dátil que vemos en los mercados, muy arrugado y de sabor más seco y menos jugoso, eso sí, más dulce y aromático. Su color se oscurece tanto que puede llegar a ser negro.

3. Tipos de dátiles

  1. Deglet Noor: Este tipo de dátil tiene una piel brillante con tonos claros y ligeramente arrugada. Se puede comer al natural y es un exquisito ingrediente para muchas recetas tanto saladas como dulces.
  2. Dátil Medjool: Puede llegar a tener 5 centímetros de largo, es dulce, tierno y jugoso. Cuando consigue un buen punto de maduración, su color es oscuro y su aspecto arrugado, lo que hace que su piel se desprenda con facilidad. Muy valorados para repostería y dulces.
  3. Dátil confitera: Esta especie es autóctona de Elche y se usan para postres, pastelería de todo tipo, hidromiel, como edulcorante natural, gran cantidad de platos dulces y salados tales como las «delicias de Elche», y se pueden consumir directamente como cualquier fruta.
  4. Dátil Khadrawy: Es más pequeño que el resto, pero mantiene su jugosidad. ES muy blando y muy dulce, parecido a la miel. Debido a su humedad interior, en la fase de máxima maduración, la piel cambia a un color oscuro y su textura es algo seca.
  5. Dátil Halawy: Muy similar al anterior en cuanto a jugoso y dulce. Cuando se encuentra en su fase de maduración más alta, su carne es tan cremosa que puede deshacerse en la boca.
  6. Dátil Barhi: Lo encontraremos en las zonas donde están plantados ya que su consumo se realiza cuando el fruto todavía está fresco sin pasar por el proceso de maduración y secado natural como ocurre con el resto de los dátiles. Se recolectan cuando su piel tiene un color amarillo pálido y una textura firma, lo que hace que se pueda consumir a las pocas semanas de ser recolectado.
  7. Dátil Mazafati: De color oscuro casi negro y de origen iraní. Se puede conservar al natural durante un largo periodo de tiempo y puede llegar hasta los dos años sin perder apenas sus cualidades nutritivas.
  8. Dátil Zahidi: No es muy dulce si lo comparamos con el resto. Presenta un aroma a fruto seco, su carne, al carecer de la dulzura de otros, es más firme. Excelente para trocear y servir en ensaladas.

Existen muchos más tipos de dátiles, aunque aquí hemos expuesto los que más se comercializan a nivel mundial. Claro está, la joya de la corona es el dátil de Elche.

 

 


Más Contenido