Parque Natural Las Salinas

Introducción

El Parque Natural de Las Salinas se sitúa entre los Términos Municipales de Elche y Santa Pola. Tiene una extensión de 2.750 hectáreas y fue declarado Paraje Natural por la Generalitat en el año 1988 y Parque Natural en 1994. Esta zona, junto con el Parque Natural de El Hondo forman lo que se llama la albufera de Elche, la cual fue hondonada mediante procedimientos artificiales durante el siglo XVII, con el fin de obtener nuevas tierras de cultivo.

Este Parque Natural dispone de un centro de visitantes, donde podremos observar el Museo de la Sal, situado dentro de sus instalaciones. Su ubicación se encuentra yendo por la carretera N-332 a la altura del kilómetro 87,4.

El Entorno Natural, características

El Parque Natural de Las Salinas y los complejos lagunares que conforman este espacio se sitúan al Sur de Santa Pola y se sientan sobre una amplia zona litoral deprimida que queda separada del mar por una estrecha barra de arena. En ella encontramos un sistema dunar de suma importancia biológica y paisajística. Las aguas de este espacio natural son salobres, ya que recibe importantes cantidades de agua marina para posibilitar la obtención de sal. Sin embargo, la laguna también recibe una pequeña aportación de agua dulce o semidulce, procedente fundamentalmente del azarbe de Dalty, ocasionalmente asociadas a las precipitaciones. En consecuencia, podemos diferenciar dos ambientes paisajísticos básicos, las áreas interiores influenciadas por la dinámica dulceacuícola, dominados por carrizales y juncales y las que se encuentran modeladas por la dominancia de sales, desarrollando típicos saladares y juncales halófilos.

En las zonas de mayor salinidad, el estrato trófico vegetal lo componen formaciones de matorral dominadas por diferentes especies de sosas (especies de los géneros Arthrocnemum, Salicornia y Sarcocornia, Suaeda, Limonium). Otro ambiente destacable es la restinga dunar de 2 kilómetros de longitud que cierra la laguna original y la separa del mar. En este medio podemos descubrir especies adaptadas a suelos arenosos como el cardo marino (Eryngium maritimum) o la azucena marina (Pancratium maritimum).

Aves y Fauna

La avifauna que habita en este enclave es de especial interés, pues en él se instalan diferentes especies catalogadas en peligro de extinción a nivel global como la cerceta pardilla o amenazadas en al ámbito nacional como el tarro blanco o la canastera común. Destaca, asímismo, la colonia de flamenco común (Phoenicopterus ruber) y la gran diversidad de limícolas que se hospedan en estas lagunas durante sus pasos migratorios. Además de las aves, el Parque Natural de Las Salinas es importante por albergar una de las mejores poblaciones mundiales de fartet (Aphanius iberus), y también presencia de la aguja de río (Syngnathus abaster).

Los aprovechamientos agrícolas siempre han sido limitados, tanto por la escasez de agua como por la reducida extensión de los suelos. La extracción de la sal es el principal aprovechamiento llevado a cabo en los terrenos del parque, contrastando con las infraestructuras turísticas que cada día adquieren un mayor protagonismo en el entorno. La caza y en especial la de las aves acuáticas, supone otra actividad tradicional, pero en la actualidad este uso se encuentra intensamente regulado por los problemas de plumbismo ocasionados en los últimos años con el incremento de la intensidad de dicha actividad.

Dónde está el Parque Natural Las Salinas