Blog

Artículos del Blog de ESM
21 Jun

Tartaleta de Frutas: La costa tropical en nuestra mesa

Por 

El otro día me di cuenta viendo las últimas recetas publicadas que la gran mayoría llevan chocolate, mucho chocolate. Así que dije… No puedo publicar la próxima receta que tengo planeada, tengo que hacer otra cosa que no lleve chocolate, para variar un poco (porque la que tenía planeada lleva MUCHO chocolate). Así que me decidí por algo más fresquito, más veraniego, más colorido… Y salió esta pedazo de tartaleta de frutas!!

No sé por qué, pero llevaba tiempo queriendo hacer una, pero yo creo que me daba miedo hacer la masa quebrada, sin embargo me negaba a hacer una tartaleta con la masa de la base comprada. Así que dije… O la hago a mano, o no hay tartaleta. Y me animé y la hice! Le tengo muchísimo respeto a todo esto de las masas, todas y cada una, porque es que me salen tan mal… Que al final se te quitan las ganas de hacer una. Sin embargo, en el vídeo de “cómo hacer masa brisa” del canal de YouTube “El Forner de Alella” te lo explican súper bien y la verdad es que son tan encantadores y saben tanto… Que cómo no me iba a salir bien con sus indicaciones!! Lo que pasa es que yo le añadí 50g de azúcar glass a la masa para que quedase un pelín dulce.

Tened en cuenta que la textura y consistencia de la masa cambiarán dependiendo de la temperatura que haga en el sitio en el que estéis. Para que a esta masa se le quede buena consistencia tiene que estar en un lugar frío y seco (ya que al llevar mantequilla, si hace mucho calor se va a derretir y la masa quedará blandiblú) y, obviamente si vivís en Alicante como yo, pues eso es prácticamente imposible, así que a la hora de mezclarle los ingredientes y de amasarla, si hiciera falta más harina para que endurezca más se la echaremos, eso sí, sin pasarnos eh! Que no queremos una bola de harina como masa! Simplemente hasta que veamos que la consistencia mejora y podemos manejar la masa.

A todo esto, la crema pastelera del relleno la tendremos hecha desde el día anterior, de manera que el día que vayamos a hacer la receta sólo tengamos que hacer la masa quebrada y adornar con las frutas.

Dicho esto, vamos a ver qué ingredientes necesitamos:

Para la base/pasta brisa/masa quebrada (receta de “El Forner de Alella”):

  • 250g de harina (más un poquito más si fuese necesario añadirle)
  • 2 huevos
  • 125g de mantequilla a temperatura ambiente (textura pomada)
  • 50g de azúcar glass
  • Una pizca de sal

En un bol vamos a echar la harina, el azúcar glass y la sal tamizados junto con la mantequilla y los huevos ligeramente batidos y, con las manos, vamos a ir juntándolo todo hasta que se haga una bola de masa consistente. Ya os digo, si hace falta más harina pues se le va echando más harina.

Una vez tengamos la bola de masa, la sacamos del bol y vamos amasando un poquito sobre una encimera o mesa enharinada (para ver cómo amasar podéis ir a ver el vídeo), simplemente echando la masa para dentro de sí misma y dándole unos cuantos mamporrazos (sí, tal cual).

Una vez la tengamos lista, la metemos al frigo durante media hora. Pasado ese tiempo, la sacamos y la amasamos (también sobre una encimera enharinada para que no se nos pegue), la amasaremos hasta que tenga unos cuantos centímetros más que el molde que queremos forrar con la masa. El molde lo tendremos previamente engrasado y, cuando ya tengamos la masa del tamaño correspondiente, pondremos la masa en el molde con ayuda de un rodillo de amasar (enrollamos la masa en el rodillo y la vamos desenrollando sobre el molde).

Acoplamos la masa al molde y pinchamos con un tenedor la base, para que no suba. A su vez, cubriremos la masa con papel albal o papel plata y encima del mismo vamos a poner algo para que ejerza peso, podemos poner alubias, garbanzos… en mi caso yo puse arroz.

Metemos al horno, precalentado a 180º arriba y abajo durante unos 25-30 min. Cuando la saquemos, le quitamos el papel albal de encima y volvemos a meter al horno, esta vez a 200º unos 5 o 7 min, para que se cueza y se tueste un poquito nuestra base de la tarta.

Como os digo, si queréis ver mejor todo este proceso, podéis ir a ver el vídeo, simplemente poniendo en el buscador "masa brisa Forner de Alella".

Sacamos del horno y ya tenemos nuestra base preparada. Ahora lo que tendríamos que hacer sería dejarla enfriar y poner encima nuestra crema pastelera preparada el día anterior, para la cual necesitaremos:

Ingredientes para la crema pastelera:

  • 4 yemas de huevo
  • 175g de azúcar
  • 400ml de leche
  • 100ml de nata para montar
  • 40g de maicena
  • Para aromatizar necesitaremos ¼ de vaina de vainilla (yo le puse la mitad de una, pero le dio demasiado sabor e intensidad y me pareció que salió muy fuerte la crema, así que por eso os pongo un cuarto de vaina) o, si lo preferís, la piel de medio limón y media ramita de canela.

En una olla a fuego medio, echamos la leche, la nata, la mitad del azúcar y la cuarta parte de la vaina de vainilla, la abriremos y sacaremos las pepitas y además meteremos la vaina en sí (o en su defecto la piel del limón y la rama de canela). Lo movemos todo bien y tenemos que dejarlo que hierva a fuego lento, sin ni siquiera ver las burbujitas, simplemente veremos cómo todas las pepitas de la vainilla se suben a la superficie.

Mientras eso está al fuego, mezclamos las yemas con la maicena y el resto del azúcar. Removemos todo bien con unas varillas hasta que tengamos una mezcla homogénea.

Una vez tengamos la leche ya unos minutitos hirviendo a fuego muy lento, la colamos para quitar todas las impurezas (si se queda alguna pepita de vainilla no pasa nada). De esa leche añadimos un chorretón generoso a nuestra mezcla de yemas y removemos muy rápido para que no se nos cuaje (es decir, para no hacer tortilla) y, cuando lo tengamos homogéneo lo pasamos al resto de la leche, que ya la tendremos en otra olla al fuego bajo-medio. Ahora es momento de NO PARAR de remover en todo el rato y veremos cómo en unos minutos y, a fuego bajo-medio, nos espesará.

Cuando espese bastante (que parezca, por ejemplo, bechamel), lo sacamos de la olla y pasamos nuestra crema a un bol y tapamos con papel film en contacto con la crema (que nuestro papel tape la crema tocándola, para que no se cree ninguna película dura por encima de la crema). Metemos al frigo hasta el día siguiente que la usemos.

Por último, nos quedará cortar la fruta que nosotros más queramos. Yo le puse fresa, kiwi, plátano, melocotón en almíbar y unas frambuesas.

Para el brillito de la tarta simplemente podéis hacer un almíbar con 25g de azúcar y 25ml de agua y calentarlo hasta que se disuelva y luego ponerlo encima de la fruta o, en mi caso, compré en el Lidl unos sobrecitos de “cobertura para tartas” y seguí las instrucciones que había.

Pedazo testamento os acabo de poner, pero ya sabéis que siempre quiero explicar las cosas lo mejor posible (y aun así no lo conseguiré, jaja). Espero que os haya gustado esta tartaleta, la verdad es que es algo muy vistoso y que podéis hacer perfectamente si tenéis algún evento o celebración en verano, porque no es empalagosa y está riquísima!!

Si tenéis alguna duda ya sabéis, no dudéis en preguntarme!

Hasta la próxima!

Enlace al Artículo original con imágenes: Tartaleta de Frutas - Caprichos Al Horno

Visto 3149 veces Modificado por última vez en Martes, 12 Julio 2016 12:08

Comparte y comenta