Murallas y Fortalezas defensivas

Por 

En la ciudad de Elche se conservan restos de las murallas y de las torres que la defendían, como legado de la fortaleza de la urbe ilicitana, cuyos antecedentes en La Alcudia acreditan que fue asentamiento humano ya desde el neolítico y la edad del Bronce. El periodo ibérico ha sido científicamente acreditado con descubrimientos arqueológicos de primer orden, como el hallazgo de la Dama de Elche.

Un poco de Historia

Fue en 203 A.C. cuando un ejército romano al mando de Cayo Flaminio conquistó el asentamiento íbero, iniciándose así el periodo romano. Permanecieron en el promontorio de la Alcudia, significándose como una etapa muy próspera, la cual fue interrumpida cuando quedó parcialmente arrasada en el siglo III por los bárbaros.

Al principio de la invasión musulmana, Illici -como se llamaba entonces Elche- fue incluida en los dominios visigodos de Teodomiro, a cambio de un vasallaje ante la influencia y poder de los musulmanes. En el siglo VIII la ciudad se trasladó al lugar en donde se ubica actualmente, momento en que se construyeron las murallas de las que hoy existen aún restos y que sufrieron lógicamente modificaciones a lo largo de su historia.

La conquista cristiana se realizó a través de un pacto de sus gobernantes con el infante Alfonso de Castilla, aunque después, en 1265, Jaime I tuvo que reconquistarla debido a una sublevación musulmana. Elche se incorporó al reino de Valencia en la época en que gobernaba Fernando IV, debido a la situación interna de Castilla. Fue entonces cuando las tropas de la corona de Aragón se apoderaron de la ciudad.

En 1522, el pirata berberisco Barbarroja saquea la ciudad en una época en la que las incursiones piratas eran muy frecuentes. La presencia de moriscos en la ciudad durante todo el siglo fue agravándose, hasta su expulsión definitiva en 1609. Elche sufrió dos saqueos más. Uno por las tropas de Felipe V en la guerra de Sucesión, dado que la ciudad se había manifestado a favor del archiduque Carlos y pagó con ello las consecuencias y la segunda en 1812, cuando las tropas napoleónicas del general Mombrun arrasaron Elche. En todas estas incursiones las murallas sufrieron destrozos y destrucciones parciales, pero a pesar de todo ello, todavía pueden contemplarse trozos de la misma.

Las Murallas hoy

Los restos de las murallas que hoy conocemos son la fortificación musulmana y existe documentación de su utilización como recinto por los primeros asentamientos cristianos, mientras que la población musulmana fue erradicada extramuros, es decir, al margen de la ciudad. Se ha podido restablecer, de forma más o menos precisa, el trazado de toda la muralla en sus diferentes épocas, permaneciendo restos de las mismas en diferentes zonas de lo que hoy es el núcleo urbano principal, así como de sus torres: la del Concejo, la torre Cova, la torre Vill, la Torre de los Vaíllo, etcétera.

Visto 360 veces