Blog

Artículos del Blog de ESM
09 Mar

Razones por la que tu Estrategia SEO está fallando

Por 

Implementar una Estrategia SEO para Optimizar el Posicionamiento en los Motores de Búsqueda no es suficiente para conseguir aparecer en los primeros lugares de las SERP´s -Resultados de Búsqueda- de Google, principal Buscador de la Web. Incluso con una buena estrategia el éxito no está garantizado, pero no olvides una cosa, si cometes errores, el porcentaje de lograr tus objetivos es CERO.

Existen una serie de razones por la que una estrategia SEO falla y no aparecemos en la ansiada primera página de Google, por tanto, sin comprender qué estamos haciendo mal, difícilmente podremos tomar las medidas adecuadas para subsanar dichos errores. Veamos una serie de ellos, los más comunes y que deben evitarse a toda costa.


No utilizar las Palabras Clave adecuadas

Es obvio que elegir las Palabras Clave adecuadas, sobre todo si estamos trabajando en un sector con una dura competencia se hace muy complicado. Uno de los errores más comunes es utilizar Palabras Clave que incluyen una única palabra, en lugar de optar por la estrategia Long-Tail Keywords, o lo que es lo mismo, varias palabras en un mismo conjunto y cada conjunto separadas por comas. No es necesario abusar, pero sí que es adecuado cuando queremos encontrar la definición adecuada para lo que estamos presentando.

Es fácil, si utilizamos Palabras Clave de una sola palabra, que además son muy comunes, nos perderemos en el inmenso océano de los Resultados de Búsqueda. Si no podemos competir con los millones de euros que invierten las grandes corporaciones para copar los primeros lugares de la lista, hemos de estrujarnos el cerebro con el fin de encontrar el hueco que, con toda seguridad, hay.

Es importante, en la búsqueda de dichas Palabras Clave, no ser muy específico ni tampoco muy amplio. Si optimizamos una Palabra Clave que es demasiado conocido, corremos el riesgo de que los clientes potenciales tengan serias dificultades para encontrarnos, lo cual redunda en una fuga de dichos clientes hacia la competencia.

En definitiva, hay que escribir Palabras Clave que sean lo suficientemente específicas para describir nuestra empresa u organización y también lo suficientemente amplias para ser incluidos en los resultados de búsqueda, a ser posible en la primera página.


No utilizar Herramientas de Márketing Digital

Pues sí, el que esto escribe era muy reacio a usar las distintas y variadas Herramientas, tanto online como los que se instalan en el ordenador, pero con el paso del tiempo no ha habido más remedio que acudir a ellas. El problema es el alto coste que tienen las Herramientas, digamos, profesionales, no aptas para bolsillos modestos. Sin embargo, hay multitud de Páginas que ofrecen servicios online gratuitos que ayudan a orientarse muy bien en cuanto a la Estrategia SEO utilizada.

Desde Herramientas de Análisis hasta analizadores de seguidores entran en la franja de lo que se considera imprescindible para conocer realmente cómo se está desarrollando nuestra Estrategia. El mayor impacto que tienen es la capacidad de ANTICIPACIÓN a los acontecimientos. Si nos centramos en una Estrategia SEO que nos está dando buenos resultados a día de hoy y obviamos la posibilidad de conocer el futuro, tanto cercano como lejano, casi con toda seguridad todo nuestro esfuerzo será en vano.

No es baladí, los constantes cambios tecnológicos, cada vez menos espaciados en el tiempo, las modificaciones de los algoritmos de los Motores de Búsqueda o Redes Sociales hacen que anticiparse a ellos se convierta, no solo en fundamental, sino en estrategia pura. Quien da primero, da dos veces.


No tenemos como Objetivo nuestros Clientes Potenciales

Una Estrategia SEO ha de girar en torno a lo que nuestros Clientes Potenciales demandan y desean en cada momento determinado. Si no entendemos quiénes son nuestros Clientes, cualquier Estrategia acabará en fracaso. Una orientación de la audiencia errónea no aumenta el éxito de ningún negocio, aunque por determinadas circunstancias nos encontremos en los primeros lugares en las SERP´s.

Un idicativo eficaz que nos puede orientar sobre nuestra Estrategia es la Tasa de Rebote. Si esta es elevada, nos está informando que, aunque estemos situados en la parte alta del Buscador, los usuarios que entran en nuestra web lo hacen por eso, porque estamos ahí arriba, no porque les interese lo que ofrecemos. Por tanto, entran y se van, lo que solo sirve para presumir de tener mucho tráfico, pero poco real para nuestros objetivos.

Hay que tomarse el tiempo necesario para conocer a nuestros Clientes y, después, ajustar nuestra Estrategia SEO en torno a dichos clientes y sus gustos. Un cliente de entre 45-54 años no busca lo mismo que un adolescente, por tanto, nuestras Palabras Clave han de representar de forma fidedigna qué es lo que está buscando nuestro objetivo prioritario.

Para terminar, no hay que olvidar que cualquier Estrategia SEO se basa en el principio de Ensayo-Error. Si nos equivocamos las primeras veces, no se acaba el mundo, se cambia y se vuelve a probar. Hasta que demos con la tecla. Puede llevar mucho tiempo y trabajo detrás, pero al final merece la pena.


Visto 857 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.