Monumentos de Elche

Historia viva de Elche
11 Oct

Puentes de Elche sobre el Río Vinalopó

Río Vinalopó

El Río Vinalopó no es realmente un río, a pesar del nombre, se trata más bien de una corriente, sobre todo a su paso por Beneixama, muy cerca de su nacimiento. La procedencia de su nombre parece ser del árabe, -binalūb-, que a su vez procede del latín, -Pinna Lupi- o «Peña del lobo». Supuestamente en este río murió Amilcar Barca.

Nacimiento del Río Vinalopó

El Río Vinalopó nace en Bocairent, en la provincia de Valencia, aunque inmediatamente se adentra en la provincia Alicante, a la atraviesa en sentido noroeste-sureste. Fueron los romanos los que construyeron una red de riego y abastecimiento acuífero en todo el campo de Elche, la cual fue ampliada posteriormente por los árabes. Su principal punto neurálgico era la Acequia Mayor, la cual atravesaba la zona medieval y todavía hoy está en uso. Debido a la constante contaminación y a la alta salinidad de sus aguas, solo son aprovechables para el riego de los huertos de palmeras.

El Alto Vinalopó dispone de dos pequeños afluentes, el Marchal -una corriente de escasa longitud cerca de Banyeres de Mariola- y el Tarafa -otra corriente corta, que discurre a través de Aspe-, los cuales suelen secarse en época veraniega. Lo más llamativo de los afluentes del Río Vinalopó son sus ramblas, las cuales desembocan sobre este cuando es época de lluvias, las cuales suelen aparecer en una media de una cada nueve años. Cuando esto ocurre, sobre todo con la tan temida gota fría, estos lechos se inundan de agua y desembocan en el río, provocando una crecida espectacular, más llamativa a su paso por Elche.

Lo normal es que el Río Vinalopó lleve muy poca agua, lo que hace que se desvanezca a su paso por Elche, en la parte sur, generando una serie de canales de riego que culminan en el Parque Natural El Hondo y en las Salinas de Santa Pola.

Los PUENTES

Puentes de Elche

Puente de Santa Teresa

El puente de la Virgen o de Santa Teresa es el más antiguo de Elche. En su origen fue construido en madera y servía para unir el casco antiguo con el barrio de Santa Teresa alrededor del convento de San José. El hecho de que se ubicara en ese lugar el convento, hizo que naciera un nuevo núcleo urbano, llamado el Raval de Santa Teresa.Fue en 1673 cuando el Concejo municipal decidió sustituir el puente de madera por uno de piedra. Esta nueva construcción se inició en el año 1705, parando durante diez años y reiniciándose en 1715. Originalmente se trataba de un acueducto de un solo ojo, pero unas lluvias torrenciales, acaecidas en 1751 y cuando aún no estaba terminado, le causaron severos daños, por lo que hubo que comenzar de nuevo y, finalmente, se decidió construir el acueducto con dos ojos. Las obras finalizaron al cabo de cinco años. Allí se situaron dos hornacinas con las figuras de la Virgen de la Asunción, Patrona de Elche y de San Acatángelo, también Patrón de Elche.

Puente de Santa Teresa

Durante la Guerra Civil Española este puente volvió a sufrir daños, incluidos sus símbolos religiosos. Cuando la contienda finalizó, el Ministerio de Justicia instó a la reconstrucción y a reponer dichos símbolos religiosos. Gracias al esfuerzo del Ayuntamiento y las familias de Antonio Brotons y Joaquín Serrano. Las esculturas corrienro a cargo de los artistas Ignacio Esteban e Ignacio Castell, que realizaron réplicas de las primeras tallas de José Gutiérrez. Debajo de estas figuras se hallan dos placas que cuentan la historia del puente, como la riada de 1751 y la reparación de sus ruinas.

Puente de Canalejas

Se trata del segundo puente urbano que se construyó para salvar el cauce del Río Vinalopó. También llamado «pont nou» -puente nuevo-, para diferenciarlo del anterior.

Puente de Canalejas

Su construcción fue acabada en 1913 y se trata de uno de los primeros puentes en España ejecutado con cemento armado. El tablero se sujeta sobre un solo arco que acaba en dos grandes machones prismáticos con cuatro pilastras de piedra con farolas. El puente comunica la Corredora, o lo que es lo mismo, la carretera de Elche a Alicante a su paso por el casco urbano con la nueva zona de ensanche, al norte del Pla de Sant Josep -el Llano de San José-, con la calle Reina Victoria como vía principal.

Se trata de un puente que, por su antigüedad -más de 100 años-, fue pionero en las técnicas de construcción, ya que rompió con los convencionalismos del siglo XIX y utilizó técnicas novedosas para la época, no solo en Elche, sino en España. Los 50 metros que posee de luz fueron un récord en su momento para puentes construidos en hormigón, lo mismo que su tablero principal, donde circulan los peatones y el tráfico rodado, que fue realizado en hormigón y ha conseguido mantenerse más de un siglo sin apenas retoques.

En cuento a la decoración del puente, destacan los dos castilletes a ambos extremos y en la parte central, lo que realza su imagen como monumento. Todo el perímetro de barandillas está realizado en hierro forjado, y los tabiques que soportan el tablero principal no tienen ninguna función en cuanto a estructura o de soporte, pero potencia su aspecto señorial.

Puente de Altamira

Se terminó de construir en 1962 y está situado junto al Palacio de Altamira, de donde proviene su nombre.

Puente de Altamira

Para su construcción y la apertura de la calle Diagonal del Palau, se derribó el histórico barrio de FiladorsHiladores- con las casas de la Virgen, cuyo nombre deriva del huerto de la Patrona, que más tarde se incluyó dentro del Parque Municipal, donde se ubica el espacio entre Santa María y el parque. A la nueva zona se le dio el nombre de Traspalacio.

Puente del Ferrocarril

Debido al fuerte crecimiento de la ciudad de Elche, sobre todo hacia el norte, hubo que abordar la construcción de un nuevo puente, en este caso el Puente del Ferrocarril.

Puente del Ferrocarril

Su construcción se comenzó en los años 70, dando inicio al soterramiento de la vía del tren, que atravesaba Elche de oeste a este, lo que suponía una barrera entre el Barrio de Carrús, que disfrutaba de un crecimiento evidente, y el resto de Elche. El viaducto que sustituyó al pont de ferro tiene un nivel inferior por donde circula el tren, con destino a Murcia y a Alicante, quedando el nivel superior para peatones y tráfico rodado. Forma parte de otro proyecto urbanístico de gran calado en la ciudad en los años 80, la Avenida de la Libertad.

Pont de la Generalitat

Este puente fue construido en los años 90 del pasado siglo, al lado del original, que era un acueducto del tercer canal de Riegos de Levante, que se conocía popularmente como «puente de los gitanos», ya que debajo del mismo acampaban muchas familias de esta etnia, aprovechando que el río pasaba por allí.

Pont de la Generalitat

Es un puente con único pilar central y tirantes hacia los extremos. Comunica el barrio de El Pla y la antigua vía de circunvalación sur, la calle Pedro Juan Perpiñán, con los barrios del Raval, Matadero y Altabix.

Pont del Bimil·lenari

En el año 2000 se inauguró el más grande y espectacular, el Puente del Bimil.lenari, integrado en el nuevo eje viario de la Ronda Norte. Se trata del primer puente colgante construido en España desde 1909, con un tablero de 165 metros de largo y 23 de ancho, con una única torre de 47 metros de altura.

Pont del Bimil·lenari

Puente de la Ronda Sur

Tiene el honor de ser el último puente construido en la ciudad. Se inauguró en 2019 y su construcción incluye un arco metálico superior con tablero de losa ortótropa.

Puente de la Ronda Sur

Pasarelas

La más famosa es la pasarela del Mercado, o también llamada del Mercat, que une el Mercado Central con la Avenida de las Cortes Valencianas. La segunda une el Barrio de Santa Teresa con el Barrio del Raval. Se llama Pasarela de Vicent Albarranch.

Pasarelas

El Valle Trenzado

En 2009 el Ayuntamiento de Elche convocó un concurso internacional para la rehabilitación de las laderas del Río Vinalopó. El concurso lo ganó Aranea y planteó un sistema de trenzado de pasarelas que conectaba las dos orillas y las diferentes plataformas.

Pasarela Valle Trenzado

El Valle Trenzado dota de preferencia al bosque de ribera autóctono compuesto de tarais -tamarix boveana y tamarix canariensis-. Además, en las zonas urbanas ubica nuevos bosques con especies de hoja caduca. Los distintos jardines en forma de lágrima conforman los caminos en forma de trenza, donde se pueden observar más de 200 especies herbáceas y leñosas, donde también habitan especies de otros géneros, lo que genera un ecosistema de gran diversidad y belleza. Se trata de una zona verde donde los iliicitanos pueden pasear y disfrutar de la naturaleza. Un patrimonio natural y cultural en Elche.

Visto 24 veces Modificado por última vez en Sábado, 12 Octubre 2019 12:11

Comparte y comenta